Isabel Azkarate

+4
View Gallery

Isabel Azkarate

Adaptación texto: Claudio Soto

La fotógrafa -formada en Barcelona y perfeccionada en las calles de Nueva York- es fiel reflejo de un oficio que se enfrenta al mundo de manera directa y sin pausas. Pero, también, con empatía, honestidad y un sentido ético inquebrantable.

Hace cuatro d√©cadas, el fotoperiodismo se encontraba en pleno apogeo. El mundo tomaba un rumbo inesperado con cambios vertiginosos en el plano pol√≠tico, social, tecnol√≥gico y econ√≥mico entre muchas otras √°reas. Dentro de ese proceso, emerge la figura de Isabel Azkarate (1950), la primera y una de las m√°s nobles y reconocidas fot√≥grafas vascas. Hoy, con un c√ļmulo de trabajos y una experiencia vital para entender esos cambios, aterriza en San Sebasti√°n con una retrospectiva √ļnica, directa y sin filtros.

 

No era f√°cil el fotoperiodismo de esos a√Īos, porque el oficio requer√≠a de un inquebrantable ejercicio √©tico que muchas veces pon√≠a en riesgo la propia vida en b√ļsqueda de la verdad y en que las personas -lejos de cualquier artilugio tecnol√≥gico actual- se mostraban en todo su esplendor o miseria.

Los inicios

Formada en el Centre Internacional de Fotograf√≠a de Barcelona (CIFB) a finales de los a√Īos 70, Azkarate conoce a los catalanes Fernando Amat, Xavier Mariscal o Bigas Luna, que les abrieron las puertas a sus primeros trabajos profesionales. Entre ellos, la foto fija de la pel√≠cula de Pep Salgot Mater Amat√≠sima (1980) o un reportaje sobre Nueva York para la revista Dunia, que ser√≠a su primera publicaci√≥n y el inicio de su carrera profesional.

El 1980 y aconsejada por el director del CIFB, Isabel se trasladó justamente a Rochester (Nueva York) para perfeccionarse en el reconocido Visual Studies Workshop, donde acudió a las clases de Nathan Lyons. Cursó también otros talleres en la New School y en el International Center of Photography (ICP), orientando su formación al género de la street photography (fotografía de calle).

Concierto Osiris, 1985. © Isabel Azkarate

En la ciudad de los rascacielos, y con más horas de trabajo bajo el lente, Azkarate se centra en las personas y sus identidades. Nueva York fue así un estímulo perfecto para cuestionar el orden de lo establecido. Por ello, se aboca a retratar la efervescente vida nocturna de la metrópolis, en particular de la comunidad LGTBI+, que hasta ese entonces aparecía como un grupo raro, abandonado, marginal y lleno de prejuicios.

En esta etapa y movida por una curiosidad sin límites llegó a un circo familiar en el que descubrió un sugerente universo por explorar. Lo que le interesaba no era el espectáculo, ni las destrezas artísticas de sus protagonistas, sino poder acercarse a una nueva galería de personajes atípicos, fuera de la norma. Allí, encontró la atmósfera, la distancia y la luz perfectas para fotografiar a artistas de carne y hueso, fuera de la pista.

El terrorismo

En la década de los 80, vuelve al País Vasco y se pone a disposición de los medios de comunicación en un momento de duros cambios y en donde el terrorismo de ETA y GAL golpeaban la península ibérica. No era fácil trabajar en un periodo de tensión constante en donde el desmantelamiento del tejido industrial, cruentos conflictos sociales, huelgas generales, y el avance del consumo de droga entre los jóvenes eran pan de cada día.

En esa misma √©poca viaja a Per√ļ, acompa√Īando al fotorreportero Jos√© Usoz, para realizar en 1984 un impactante reportaje sobre la actividad del grupo terrorista Sendero Luminoso. Entre muchos fot√≥grafos hombres, Azkarate destac√≥ por lo directo y sencillez de su trabajo, siempre con rostro humano y sus conflictos interiores. M√°s adelante, lleva a cabo numerosos reportajes en Brasil, Bali, Egipto, Nepal, Pakist√°n y Turqu√≠a.

Estambul, 1992. © Isabel Azkarate

Durante m√°s de dos d√©cadas (1982-2005), trabaja como fot√≥grafa para el Festival Internacional de Cine de San Sebasti√°n y testimonia la escena cultural vasca realizando cr√≥nicas de conciertos y retratando a personajes p√ļblicos, a reconocidos artistas nacionales e internacionales. Tambi√©n, trabaja como fot√≥grafa de la Diputaci√≥n Foral de Gipuzkoa y colabora habitualmente en publicaciones como Diario Vasco, La Voz de Euskadi, El Peri√≥dico de Catalunya, El Pa√≠s, Intervi√ļ, Tiempo, Dunia o Mujer Hoy.

En retrospectiva

El legado de Isabel Azkarate –expuesto hasta el 25 de febrero del pr√≥ximo a√Īo en la sala Artegunea de Kutxa Fundazioa en Tabakalera (Donostia, San Sebasti√°n)– es amplio y variado. En ella se reconoce su aporte al fotoperiodismo y a su firme compromiso con lo que representa. As√≠, se exponen m√°s de 300 im√°genes y se da cuenta de una donaci√≥n de m√°s de 175 mil objetos, entre negativos y diapositivas, c√°maras, cat√°logos y publicaciones originales en prensa, como parte del patrimonio visual y memoria hist√≥rica de la profesional.

A partir de esa fecha, una segunda muestra se presentar√° en el Museo de San Telmo de San Sebasti√°n, titulada ‚ÄúArte y Parte‚ÄĚ, y que est√° formada por tres series de fotograf√≠as relacionadas con el arte: instant√°neas donde el p√ļblico reacciona ante distintas obras art√≠sticas, retratos de artistas vascos en sus estudios y una serie in√©dita de los a√Īos ochenta que recupera bustos de amerindios y afroamericanos guardados en el almac√©n del American Museum of Natural History de Nueva York.

Mikel Arteaga en el caserío Bulano. Asteasu, Gipuzkoa, 1981. © Isabel Azkarate

La vida de Azkarate, tambi√©n se guarda en un libro, editado con la colaboraci√≥n de Kutxa Fundazioa y el Museo San Telmo, la editorial Blume y la Fundaci√≥n Photographic Social Vision. La obra, dise√Īado por Estudio Lanzagorta, incluye im√°genes en color y blanco y negro, tiene 244 p√°ginas y traducciones al euskera, castellano e ingl√©s.

Artista circo Atlas, 1981. © Isabel Azkarate

Enlaces:

instagram.com/editorial_blume

Libro, Blume

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879