Escuela EFTI

Fundada en 1987, EFTI se ha convertido en uno de los centros de referencia internacional en la vanguardia fotográfica. Nuestro éxito se basa en la permanente innovación que nos permite mantener una visión de escuela abierta y adaptada a las cambiantes necesidades y perfiles de alumnos. Motivamos a los estudiantes para alcanzar sus metas a través de un amplio programa formativo con un exigente elenco de profesores.

A lo largo de nuestra trayectoria han pasado por la escuela m√°s de 18.000 alumnos de m√°s de 65 pa√≠ses y cada a√Īo eligen nuestro compromiso con el lenguaje visual m√°s de 300 alumnos extranjeros. En EFTI creemos que el intercambio y la movilidad de estudiantes entre escuelas internacionales, permite experiencias formativas y culturales muy valiosas. Para ello ofrecemos anualmente un marco de colaboraci√≥n e intercambio con otras escuelas extranjeras en el √°rea de la fotograf√≠a y el cine.

 

 

Shendi Bendi

Por Jesica Zayat

www.instagram.com/jesicazayat

¬ęShendi Bendi¬Ľ es la interpretaci√≥n de mi historia familiar inspirada en narraciones m√°gicas y absurdas, las que escuch√© toda mi vida, las mismas que Farida, mi bisabuela, le contaba a mi abuela antes de dormir. Soy jud√≠a pero √°rabe. Mis bisabuelos vinieron de Siria. Estudi√© en un colegio jud√≠o ortodoxo en Buenos Aires, hablo hebreo y festejo Pesaj y Rosh Hashan√° (Pascuas y A√Īo Nuevo jud√≠o), pero en mi casa se habla espa√Īol mezclado con dichos √°rabes y tono andaluz. Yo siempre so√Ī√© con conocer la casa de mis bisabuelos, pero en los relatos de mi historia familiar, Siria es el pa√≠s que nunca podr√© pisar. Shendi Bendi es una palabra que utilizamos todos en mi familia. Mi abuela dice que la invent√≥ Parida, su madre, pero Luis, el ¬ęturco¬Ľ, el novio de mi t√≠a murmur√≥: ¬°me parece que no! Y me aporta toda una investigaci√≥n que realiz√≥ con sus amigos ¬ęturcos¬Ľ sobre la palabra en cuesti√≥n.
Este proyecto me habilita entrar al terreno prohibido.


Les lundis, miracle

Por Alba Serra

www.instagram.com/albaserra__

El proyecto fotogr√°fico parte de la fascinaci√≥n por las historias y por el otro. Es un ensayo visual que registra espacios, cuerpos y arquitecturas de un territorio mitificado, desde una visi√≥n que se sit√ļa voluntariamente en los m√°rgenes de lo ‚Äúextraordinario‚ÄĚ. A mediados del siglo XIX , Bernadette Soubirous afirm√≥ haber tenido 18 visiones en Lourdes, ciudad situada en los Altos Pirineos Franceses. Los milagros que m√°s tarde sucedieron , convirtieron a esta pastora adolescente en m√≠stica y al pueblo de Lourdes, en el segundo destino cat√≥lico de peregrinaci√≥n del mundo. En esta ciudad, que se presenta inestable y vulnerable, las im√°genes buscan mostrar la realidad de una forma m√°s simb√≥lica que cierta. A la vez el proyecto somete mis propios prejuicios como autora, pensando la vida que llevamos en com√ļn y los lugares que habitamos en conjunto (con sus contradicciones) cuestionando el sentido profundo del acto de habitar espacios comunes.

Los retratos construidos de personas ajenas a esa otra realidad tr√°gica representan historias comunes y cotidianas, explorando la relaci√≥n entre el paisaje, la identidad y el territorio . La normalidad es vista a trav√Īes de las im√°genes como un privilegio, en un pueblo marcado por los anhelos y el deseo. El t√≠tulo del proyecto hace alusi√≥n a las expectativas de felicidad a las que estamos sometidos y que no se ajustan a la vida real, la que no es id√≠lica ni es un mito. ‚ÄúLes lundis, miracle‚ÄĚ es un ejercicio fotogr√°fico que asume lo incierto, lo imperfecto de nuestro contexto y del propio medio fotogr√°fico, donde se tensionan las relaciones entre realidad y representaci√≥n. Esta interpetaci√≥n libre y personal del pueblo de Lourdes, busca cuestionar como se vive en un pueblo mitificado y con heridas, que a trav√©s de las im√°genes parece permanecer en un constante estado de espera.

Las fotograf√≠as son preguntas que cuestionan tambi√©n el concepto de periferia ¬Ņ como se delimita el terreno de lo sagrado o lo milagroso? La tensi√≥n entre las ideas mentales que nos hacemos de los lugares y la propia realidad abre una √ļltima pregunta; ¬ŅCuanto hay que saber de un lugar para reconocerlo en sus im√°genes?


Las flores mueren dos veces

Por Cristóbal Ascencio

www.instagram.com/cristobal_ascencio

Las flores mueren dos veces trata sobre una reconciliaci√≥n. Mi padre, de nombre Margarito -como las flores- era jardinero y muri√≥ por primera vez a mis 15 a√Īos. 15 a√Īos despu√©s, supe que su muerte hab√≠a sido un suicidio y fue entonces cuando muri√≥ por segunda vez. En su carta escribi√≥ sobre plantas y se despidi√≥ diciendo: ‚ÄúPerd√≥name y comun√≠cate conmigo.‚ÄĚ Tras recibir esta informaci√≥n, me obsesion√© con mis propios recuerdos y c√≥mo esto los afectaba. Mediante la revisi√≥n de √°lbumes familiares y la manipulaci√≥n de datos estructurales en sus fotograf√≠as, cuestiono los recuerdos asociados a ellas. A partir de esta experimentaci√≥n creo nuevas im√°genes que sirven como met√°fora para hablar sobre la memoria corrompida. A trav√©s de la imagen busc√≥ darle forma a su ausencia y establecer un di√°logo entre nuestros mundos.

La fotograf√≠a sirve como punto de partida para cuestionar el relato personal y explorar un universo propio donde las plantas sirven de puente. Despu√©s de su muerte, la relaci√≥n con mi padre sigui√≥ viva. Lo encuentro en el mundo vegetal. Desde el renacimiento, los jardines se conciben como un lugar de encuentro para el hombre consigo mismo y con la naturaleza. Tomando como referencia los planos paisaj√≠sticos del √ļltimo jard√≠n en el que trabaj√≥ mi padre y las plantas que sembr√≥ y a√ļn siguen vivas, utilizo t√©cnicas de fotogrametr√≠a para realizar un jard√≠n digital compuesto por im√°genes que establecen un di√°logo entre la fotograf√≠a, la memoria, el mundo digital y lo org√°nico. Aunque ‚ÄúLas flores mueren dos veces‚ÄĚ comenz√≥ como una serie fotografica, tambi√©n se ha convertido en una experiencia de Realidad Virtual. D√≥nde se invita al usuario a viajar a trav√©s de la memoria , pensamientos fragmentados y las diferentes versiones posibles de la realidad que surgen a partir de un cambio en el curso de la historia persona.

Este proyecto es mi respuesta a las √ļltimas palabras que escribi√≥ mi padre y una invitaci√≥n a pensar en todas las relaciones que alguna vez formamos y que contin√ļan desarroll√°ndose despu√©s de la muerte.


Almudena

Por Javier Talavera

www.instagram.com/javier.talavera_

En ‚ÄúAlmudena‚ÄĚ, las fotograf√≠as deterioradas que acompa√Īan las l√°pidas del Cementerio de la Almudena de Madrid constituyen el punto de partida para abrir una reflexi√≥n cr√≠tica acerca de algunos dogmas fotogr√°ficos como lo imperecedero de la imagen, su capacidad de registro o su discutible valor de verdad. M√°s all√° de la identidad individual de las personas representadas en las fotograf√≠as en las que el proyecto se interesa, se abre un escenario en el que las im√°genes, fr√°giles, mutan en abstracciones. Lenta y azarosamente, memoria y materia dialogan. El cementerio de la Almudena, en Madrid, es uno de los m√°s grandes y antiguos de Europa, un lugar donde m√°s de cinco millones de personas est√°n enterradas y por donde desde hace a√Īos paseo.

En mis derivas entre sus l√°pidas comenc√© a fijarme en los retratos fotogr√°ficos presentes en muchas de ellas. Atra√≠do por sus cualidades pl√°sticas, empec√© a registrarlos y acumularlos para crear un archivo fotogr√°fico. Una colecci√≥n de f√≥siles donde explorar la huella humana y su representaci√≥n, a trav√©s de una b√ļsqueda personal en torno a cuestiones relacionadas con la forma y la construcci√≥n de la memoria. Un proceso donde revisito el g√©nero del retrato desde un precepto que trasciende lo individual o el g√©nero, desafiando las concepciones mim√©ticas de la representaci√≥n, socavadas en la b√ļsqueda del retrato como una forma de singularidad y apariencia. Para buscar en cambio, concepciones universales y nociones de representaci√≥n m√°s cercanas a lo com√ļn y lo an√≥nimo.

Una b√ļsqueda de esencia. Me apropio de estos retratos, inscritos sobre las tumbas con el deseo de memoria imperecedera del documento fotogr√°fico, para resignificar un territorio acotado como archivo fotogr√°fico. Para a trav√©s de la materialidad de estas im√°genes y su deterioro, continuo e irreversible; abrir resonancias pl√°sticas y po√©ticas hacia met√°foras sobre la fragilidad de la memoria, de la vida y el relato. Retratos que encuentro sobre las tumbas, que evidencian nuestra existencia en forma de huella directa y que a su vez, son hitos que certifican la certeza de la muerte, tanto para los cuerpos f√≠sicos como para la objetividad atribuida al propio medio fotogr√°fico.

El proyecto articula un planteamiento que conecta el proceso de degradación al que está sometido el soporte físico de cualquier fotografía con la finitud de la existencia humana y, por tanto, de cualquier hecho fenomenológico. Lo que considero, que lejos de devaluar el documento fotográfico, lo potencia. Ampliando su valor, al representar a través de la impermanencia de su materia fotográfica, nuestra desaparición de una forma latente. Permitiéndonos acceder a nuevas capas de materia anónima y formas más sutiles e intangibles de aquello que llamamos verdad.


La tormenta es la muerte

Por Jes√ļs Garc√≠a

www.instagram.com/jota_visual

La tormenta es la muerte es un proyecto que aborda la muerte y el rastro de aquello que ya no está. Un bosque tras la tormenta es el escenario donde busco lo que se ha ido. El recuerdo a través de lo que queda. Un trabajo que habla de desolación y de asimilación. De muerte y de vida.


Artificialia I

Por Mercedes Hausmann

www.instagram.com/merhausmann.art

Desde muy peque√Īa, mis padres me llevaron a museos y exposiciones. Mi pulsi√≥n creativa se desarrollaba especialmente al contemplar las obras de los grandes: Vel√°zquez, Rubens, Vermeer, Durero, Boticcelli…todos hombres. Para las mujeres no hab√≠a lugar en el mundo del arte, salvo exponiendo sus cuerpos y sus pecados. Dibujaba, pintaba y con el tiempo me licenci√© en Bellas Artes. Los c√°nones, las proporciones, las posturas, los estereotipos…aquello que comenz√≥ siendo fascinante adquiri√≥ un tinte algo gris y ciertamente cuestionable al ser consciente de que detr√°s de toda esa belleza se escond√≠a un mensaje: a los seres humanos se nos dicta c√≥mo hemos de ser a trav√©s de las m√°genes desde hace cientos y miles de a√Īos. ‚ÄúHaber nacido mujer es nacer para ser mantenida en un espacio limitado y previamente asignado‚ÄĚ, como dec√≠a Berger.

La sociedad patriarcal y la religi√≥n cat√≥lica han perpetuado iconos y estereotipos femeninos que yo deseaba desde hace mucho tiempo romper e reinterpretar. En mi proyecto ‚ÄúArtificialia I‚ÄĚ cuestiono el legado visual heredado del Renacimiento y Barroco a trav√©s de im√°genes en las que – citando a Siri Hustdvedt en su libro ŐąLa Mujer que Mira a los Hombres que Miran a las Mujeres‚ÄĚ – ‚Äúlos corazones no bombean, la sangre no fluye, y los marcadores biol√≥gicos son meras representaciones‚ÄĚ.

Las mujeres que aparecen en mis fotograf√≠as son madres, amigas, amantes; espa√Īolas o extranjeras; altas, bajas, delgadas, curvil√≠neas, rubias o morenas; pero en mis manos se convierten en conceptos, ideas y mensajes a favor del significado de la imaginer√≠a visual, de manera ir√≥nica o reflexiva.


Sitio Web:

efti.es

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879