460 Estallido Social en Chile

+9
View Gallery

por José Luis Rissetti

Como es sabido, durante 2019 Chile vivi√≥ uno de los episodios m√°s trascendentales de su historia reciente: producto del amplio descontento de los ciudadanos frente a d√©cadas de injusticias y desigualdades econ√≥micas y sociales, que en octubre de ese a√Īo se vieron exacerbadas por acciones como el alza en el pasaje del transporte p√ļblico, espec√≠ficamente del Metro de Santiago, y desafortunadas intervenciones de pol√≠ticos y autoridades; el pa√≠s comenz√≥ a vivir una seguidilla de manifestaciones impulsadas originalmente por estudiantes secundarios que llamaron a evadir el pago del pasaje del tren subterr√°neo.

 
En pocos días, y pese a los intentos por contenerlas, las acciones no hicieron más que escalar y radicalizarse, teniendo su punto culmine el viernes 18 de octubre, cuando varias estaciones del metro capitalino fueron destruidas e incendiadas, dando inicio a un estallido social sin precedentes en el país. A partir de ese día, miles de personas comenzaron a salir a las calles para dar cuenta de su descontento y molestia hacia un sistema con el que no se sentían representadas; hacia un Estado abusivo e injusto que por décadas no había hecho más que acentuar las inequidades ciudadanas. Santiago fue el punto de partida, pero no tardaron en plegarse las regiones para dejar en claro que el malestar era tan transversal como las razones que lo motivaban, tratándose en varios casos de problemas estructurales asentados en la propia Constitución Nacional, el documento por el que los países se guían en sus materias más esenciales.
 
En Chile, pese a los a√Īos, continua rigiendo la creada en Dictadura que, aunque con modificaciones, sigue favoreciendo los intereses de grupos determinados amparados por un sistema neoliberal que acent√ļa y recrudece las diferencias entre chilenos y, lo que es peor, socava derechos humanos como el acceso a educaci√≥n, salud y vivienda dignas y de calidad.

El punto neur√°lgico de las masivas protestas fue la Plaza Baquedano de Santiago -m√°s tarde rebautizada como Plaza de la Dignidad-, donde llegaron a reunirse m√°s de un mill√≥n de personas en la llamada ‚ÄúLa marcha m√°s grande de Chile‚ÄĚ. Realizada el 25 de octubre, la iniciativa que se replic√≥ en cada regi√≥n, lleg√≥ a paralizar al pa√≠s obligando a la clase pol√≠tica a tomar acciones y llegar a acuerdos con el fin de apaciguar los √°nimos, pero no hicieron m√°s que avivar a los manifestantes, quienes a diario se vieron enfrentados a fuerzas policiales que buscando reprimirlos, contenerlos y disolverlos, no escatimaron en el uso de armamento disuasivo como perdigones; bombas lacrim√≥genas; agua con qu√≠micos ilegales y gases de alto grado de toxicidad que generaron un sinn√ļmero de personas lesionadas.

© José Luis Rissetti

A ellas hay que sumar a quienes fueron apremiados ileg√≠timamente, atropellados y/o golpeados de manera deliberada por agentes del Estado en la v√≠a p√ļblica o cuarteles, acciones que fueron fiscalizadas, registradas y constatadas por organizaciones como el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH. Dentro de los informes emitidos por esta entidad, llamaron ‚Äďy llaman- la atenci√≥n los numerosos casos de personas con da√Īos oculares provocados por el uso indebido de armas con las que se apunt√≥ de manera directa a los manifestantes, a una distancia y altura no recomendadas por los fabricantes de las municiones, de lo contrario ‚Äúpueden tener un resultado mutilador, incluso letal‚ÄĚ.

Seg√ļn las cifras entregadas por el INDH, entre octubre de 2019 y marzo de 2020 ‚Äďmes en que las protestas se detuvieron debido al Covid19-, 460 personas fueron v√≠ctimas de diversas lesiones en sus rostros y ojos ‚Äďocasionadas tanto por perdigones como por bombas lacrim√≥genas-, llegando algunos a sufrir la p√©rdida parcial o total de la visi√≥n, como son los casos de Gustavo Gatica y Fabiola Campillai, quienes quedaron irreversiblemente ciegos.

 


Acerca del Autor:

Mi nombre es Jos√© Luis Rissetti Z√ļ√Īiga. Nac√≠ en Santiago de Chile en 1973. En 1991 ingres√© a estudiar fotograf√≠a en el Instituto Superior de Artes y Comunicaci√≥n ARCOS, del cual egres√© en 1995. Ese mismo a√Īo comenc√© mi pr√°ctica en el Diario El Mercurio, donde me he desempe√Īado hasta el d√≠a de hoy. Soy fot√≥grafo hace m√°s de 20 a√Īos y he realizado publicaciones en todas las secciones y revistas del periodico, as√≠ como tambi√©n particip√© en libros de la Editorial Mercurio Aguilar. En paralelo trabaj√© en libros y cat√°logos de artistas nacionales e internacionales como Hugo Mar√≠n, Luis Montes, Rodrigo Cabezas, Kaarina Kaikkonen, √ďscar Hahn, entre otros.

Me he desempe√Īado tambi√©n como especialista fotogr√°fico en el registro visual de procesos art√≠sticos que fueron utilizados en libros sobre restauraci√≥n, decoraci√≥n, arquitectura y arte. Desde 1999 he tenido la posibilidad de desarrollar a fondo mis tem√°ticas en muestras colectivas de fot√≥grafos en Santiago y Valpara√≠so, en exposiciones individuales, festivales, Galer√≠as de Santiago y en la primera Feria de Arte Contempor√°neo del pa√≠s (CHACO).

Durante todos estos a√Īos he podido explorar diferentes aspectos de la fotograf√≠a, siempre ligados a tem√°ticas documentales, paisajistas, sociales y experimentales. El trabajo en el peri√≥dico me permiti√≥ generar cercan√≠a y facilidad de di√°logo con personas de diferentes estratos socio-econ√≥micos y junto con ello, he podido viajar por Chile y conocer en profundidad los contrastes de nuestras realidades regionales, culturales, sociales y patrimoniales. Es, a partir de estos viajes y de este contacto √≠ntimo con la gente que nace mi inter√©s por retratar lugares, oficios y personajes olvidados, sus espacios √≠ntimos, el lugar que habitan y su sacrificio diario. A partir de mis vivencias personales, es que explorando la capacidad de ponernos mediante el arte en el lugar de un otro que padece, se transforma y olvida qui√©n fue producto del Alzheimer. Inici√© entonces una nueva b√ļsqueda a partir de lo que mejor conozco: la fotograf√≠a y de la mano de ella, la idea de las m√°scaras. En tratar de demostrar en cuantas personas se puede llegar a convertir un ser con esta enfermedad y, a partir del arte intentar sacar a la luz esta inquietud. Con la premisa de que el Alzheimer nos muestra de forma descarnada la importancia de unas cuantas cosas: el amor, la memoria, la identidad, las emociones y con ello del arte y la vida.

En la actualidad me encuentro desarrollando un proyecto que nace con el 18 de octubre el ‚ÄúEstallido Social en Chile‚ÄĚ del cual se han desprendido varias aristas entre ellas el proyecto ‚Äú460 Estallido Social en Chile‚ÄĚ que busca evidenciar los atropellos a los derechos humanos durante este periodo en nuestro pa√≠s. Este proyecto ha estado en tr√°nsito y en esta dislocaci√≥n llegu√© a generar una intervenci√≥n en un espacio p√ļblico en donde y por medio de impresiones serigr√°ficas y la colaboraci√≥n de un equipo de gente hicimos esta instalaci√≥n en un muro muy cerca de la plaza Baquedano epicentro de muchos atropellos y enfrentamientos entre polic√≠as y manifestantes, hoy finalmente realizo una exposici√≥n m√°s bien instalativa que se realiza en Casa Plan Valpara√≠so y con esto poner fin a este proceso de obra con relaci√≥n a este trascendental periodo de nuestra historia. Desde 2022 soy editor para Latinoam√©rica de la revista CAPTION Magazine.

Sitios Web:

www.instagram.com/joseluisrissettiz

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879