Rostro de Chile 1960

El proyecto fotográfico Rostro de Chile de 1960 y el Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile

Fotografías: Antonio Quintana, Roberto Montandón, Domingo Ulloa, Mario Guillard

Texto: Alejandra Araya, historiadora, Directora del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile

 

 

En el Archivo Central Andr√©s Bello existen cerca de 75.000 negativos fotogr√°ficos heredados por v√≠a de una instituci√≥n poco conocida en nuestra historia cultural y que el libro Rostro de Chile. Exposici√≥n de la Universidad de Chile, 1960, pone en valor: el Laboratorio Central de Fotograf√≠a y Microfilm de la Universidad de Chile, el que hizo posible t√©cnicamente la exposici√≥n m√°s grande de fotograf√≠a que se haya realizado en el pa√≠s y Am√©rica del Sur. Un patrimonio visual que pas√≥ al actual Archivo Central Andr√©s Bello en 1994 cuando se cre√≥ incorporando al Archivo Fotogr√°fico de la Universidad, heredero del Laboratorio. Si consideramos a esta unidad como una casa fotogr√°fica p√ļblica y estatal, se trata entonces del archivo con m√°s larga data de su tipo en Chile, una pieza clave de la historia de la fotograf√≠a an√°loga que enfrent√≥ t√©cnicamente desaf√≠os tan importantes como esta exposici√≥n, pero tambi√©n aport√≥ a la formaci√≥n de generaciones de fot√≥grafos de la segunda mitad del siglo XX y la ampliaci√≥n de los desarrollos expresivos de la imagen fotogr√°fica pens√°ndola como arte p√ļblico y pedag√≥gico.

Región de O’Higgins (1957-1960). © Antonio Quintana Contreras/Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.

Sab√≠amos entonces que nuestro Archivo resguardaba este valioso patrimonio y que la investigaci√≥n de Jaime Moreno de inicios del siglo XXI ‚Äď‚ÄĚ1960. Una revisi√≥n al Rostro de Chile‚ÄĚ‚Äď abord√≥ solo 30 fotograf√≠as de las 410 de la muestra original. √Čl no conoc√≠a el cuerpo completo de la obra, pues en los acervos heredados no existe un √°lbum con tal nombre ni un fondo Rostro de Chile que las identifique. Una pieza clave del reencuentro con Rostro de Chile en el siglo XXI, tanto para Jos√© Moreno como para mi equipo, fue Domingo Ulloa, cuya muerte lamentamos el 19 de abril de 2018. √Čl era la memoria viva del proyecto.

Rostro de Chile, en palabras de Andrea Dur√°n, artista visual a la que debemos el reencuentro con las im√°genes: ‚Äúfue una exposici√≥n en clave abierta a la ciudadan√≠a, es parte de la escena social, cultural y art√≠stica del pa√≠s‚ÄĚ, explica. Por eso, el libro es tan relevante, ya que ‚Äúbusca instalar nuevamente este repertorio y trabajo, realizado por este grupo de fot√≥grafos, en la circulaci√≥n cultural de la ciudadan√≠a y activar una memoria visual que est√° anclada a una identidad local chilena y latinoamericana‚ÄĚ. (Dur√°n, en Bolet√≠n Uchile)

 

Bailes religiosos en la Tirana, Tarapacá, Tamarugal, Pozo Almonte, Chile (1957-1960). © Antonio Quintana Contreras/Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.

La exposición Rostro de Chile

Rostro de Chile es el m√°s grande proyecto colectivo de fotograf√≠a y de fot√≥grafos que se haya hecho en este territorio, el que tom√≥ cuerpo de exposici√≥n de arte p√ļblico en formato an√°logo de gran tama√Īo, con un cuerpo de obra compuesto de 410 fotograf√≠as impresas en papel fijadas en paneles, que fue inaugurada un 13 de octubre de 1960 en los patios de la Casa Central de la Universidad de Chile. Originalmente deb√≠a abrir en septiembre, pero el gran terremoto de mayo de 1960 alter√≥ todas las agendas nacionales. Los paneles e impresiones en papel se perdieron y el pa√≠s desde donde salieron para itinerar durante nueve a√Īos por el mundo, fue detenido y desaparecido un 11 de septiembre de 1973. Como descendiente de los habitantes originarios de Rostro de Chile, y de la instituci√≥n Universidad de Chile que hizo posible la exposici√≥n, custodiamos las peque√Īas llamas de sus restos a√ļn latentes en sus negativos fotogr√°ficos. Son im√°genes que, en su formato original, monumental, con ampliaciones de hasta 3 metros, desparecieron de la escena en 1970. Es por eso por lo que emprendimos el proyecto de reencontrarnos con el Rostro de Chile desde la oscuridad de sus negativos fotogr√°ficos, para volver a insertar sus positivos digitales e impresos en papel en formato de libro y dialogar entre generaciones que se espejean en la belleza de este proyecto.

Rostro de Chile pesquisa visual realizada a trav√©s del territorio traza un paisaje geogr√°fico y humano donde se exhiben las contradicciones de la modernizaci√≥n ocurrida por entonces en Chile, similar a los procesos vividos en otros pa√≠ses latinoamericanos. Un mundo en el que asistimos cambios productivos que el uso m√°s constante de maquinaria y la industrializaci√≥n propiciaron en el mundo del trabajo, por una parte, as√≠ como a las tensiones entre el √°mbito urbano y el rural, con especial √©nfasis en hombres y mujeres del campo. Al respecto, es revelador observar tambi√©n el modo en que el dispositivo fotogr√°fico estableci√≥ un correlato entre territorios y habitantes de distinta pertenencia √©tnica, en un pa√≠s de regiones tan dis√≠miles entre s√≠. Esta noci√≥n de rostro, extensa, experimental y novedosa, permite volver a vernos como sociedad a 62 a√Īos de la inauguraci√≥n de la exposici√≥n.

Casas sobre pilotes en Chiloé, Castro (1957-1960). © Antonio Quintana Contreras/Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.

La investigaci√≥n tambi√©n permite trazar una genealog√≠a para el proyecto Rostro de Chile. Un antepasado ‚Äúdirecto de la exposici√≥n Rostro de Chile es el libro Autorretrato de Chile‚ÄĚ (1957) el que ‚Äúpropongo como la matriz del guion museogr√°fico de la exposici√≥n pues el √≠ndice es coincidente con la organizaci√≥n de los paneles fotogr√°ficos de Rostro de Chile‚ÄĚ (Araya en RCH). Pero tambi√©n porque permite conectar al equipo liderado por Quintana y Montand√≥n con el Departamento de Fotograf√≠a y Microfilm (uno de los nombres institucionales con se identificada al Laboratorio Central) quienes firmar el trabajo fotogr√°fico de una propuesta editorial liderada por el escritor Nicomedes Guzm√°n. Este reuni√≥ a destacados escritores y escritoras en ensayos acompa√Īados por fotograf√≠as. Algunas de ellas luego fueron parte de Rostro de Chile, como se identifican en el libro, en particular las de Baltazar Robles antiguo funcionario de otra instituci√≥n que la investigaci√≥n rescata, la Direcci√≥n Central de Informaci√≥n y Cultural (DIC), que fue traspasada a la Universidad de Chile en 1948 y las del joven Domingo Ulloa, que aporta con fotomontajes. Entre las escritoras se encuentran Gabriela Mistral y Marta Brunet. La primera aporta con dos ensayos. Gabriela falleci√≥ en enero de 1957, por tanto, se le rinde homenaje de esta forma lo que tambi√©n permite instalar su figura actuante en el escenario intelectual nacional incluso para proyectos tan relevantes. En el libro Rostro de Chile, se destaca la carta de Gabriela Mistral a Armando Mook, en la cual propon√≠a realizar ‚Äúuna geograf√≠a pintoresca del pa√≠s con fines de divulgaci√≥n usando fotograf√≠a art√≠stica, lo que superar√≠a a un texto de descripciones hechas por escritores‚ÄĚ (en Araya en RCH).

Rostro de Chile: el libro

El libro homenajea el trabajo colectivo del equipo de fot√≥grafos de la Universidad de Chile liderados por el maestro Antonio Quintana ‚Äďa quien honramos a 50 a√Īos de su fallecimiento en 1972‚Äď y por Roberto Montand√≥n, director del Laboratorio, quienes recorrieron el pa√≠s produciendo m√°s de 7.000 registros fotogr√°ficos. Domingo Ulloa, joven promesa de la fotograf√≠a, hoy reconocido como maestro del arte, estuvo a cargo de las ampliaciones an√°logas, de entre un metro y hasta tres de las 410 im√°genes que fueron seleccionadas para la muestra. Este libro entrega a la ciudadan√≠a un proyecto arqueol√≥gico e indicial -de m√°s de ocho a√Īos de investigaci√≥n- que permite volver a ver la exposici√≥n Rostro de Chile en su composici√≥n original y que recupera 292 im√°genes del montaje. Pone a disposici√≥n de la ciudadan√≠a la informaci√≥n m√°s completa del proyecto desde un punto de vista archiv√≠stico e hist√≥rico, un cat√°logo de las im√°genes y un contexto de la producci√≥n de la exposici√≥n original que se produjo como un regalo de la Universidad de Chile al pa√≠s en el 150 aniversario de la Independencia.

Antonio Quintana, autor intelectual de la idea, la llam√≥ un gran ‚Äúlienzo fotogr√°fico‚ÄĚ. En tanto objeto, la publicaci√≥n es un espacio micro-mental que asemeja a un libro y cuya forma y figura permite recuperar el cuerpo ausente del Rostro de Chile que se inaugur√≥ en la Casa Central de la Universidad de Chile un 13 de octubre de 1960, mostrando de esta manera las fotos originales, la informaci√≥n m√°s completa ‚Äďhasta ahora in√©dita‚Äď de la exposici√≥n, la cual identifica casi en su totalidad las fotograf√≠as que formaron parte de la exposici√≥n original bajo la l√≥gica est√©tica de un dise√Īo renovado. Indudablemente, fue un proyecto de magnitud irrepetible tanto para la Universidad de Chile como para el Estado de Chile y por ello su reconstrucci√≥n hist√≥rico-arqueol√≥gica fue un proyecto de gran aliento para el Archivo Central Andr√©s Bello, como tambi√©n un imperativo √©tico cultural el reencontrar este patrimonio nacional. El libro entrega tambi√©n el primer cat√°logo-inventario de la exposici√≥n original Rostro de Chile, con 386 im√°genes de 410 de la exposici√≥n original. Esto es que, la reconstrucci√≥n del montaje cuenta con 292 im√°genes, pero se identificaron m√°s las que se incluyen en el cat√°logo pero que no pudieron ser ubicadas en la paneler√≠a del montaje. Es la aproximaci√≥n m√°s cercana a lo que fue la exposici√≥n de 1960. El libro recoge las principales caracter√≠sticas de la exposici√≥n, sus lugares de itinerancia, las claves articuladoras de este proyecto, pasando desde los objetivos de la publicaci√≥n, la trayectoria de su edici√≥n, el equipo de trabajo, los √©nfasis editoriales y un sumario informativo de la exposici√≥n. Algunas im√°genes de Rostro de Chile se han convertido en referentes iconogr√°ficos, de los cuales hay una cierta difusi√≥n social ‚Äďacelerada por los medios electr√≥nicos-, aunque han sido sacadas de su contexto de producci√≥n original y que es de toda pertinencia reubicar en la historia de esta cardinal exposici√≥n fotogr√°fica. El proceso de reconstrucci√≥n de la paneler√≠a de la exposici√≥n a cargo de la muse√≥grafa Trinidad Moreno y que abre el libro, presenta la aproximaci√≥n m√°s cercana al montaje y composici√≥n de la muestra de 1960, sin embargo, contiene a√ļn ‚Äúzonas oscuras‚ÄĚ o fantasmales que desaf√≠an a seguir rastreando en el futuro su composici√≥n total. El libro permite imaginar el recorrido de la exposici√≥n a escala desde la composici√≥n original de las im√°genes dispuestas en paneles en los patios de nuestra Casa Central.

El fotógrafo Roberto Montandón Paillard fue retratado por Antonio Quintana en la localidad de Incahuasi, región de Atacama, zona que recorrieron juntos haciendo los registros para Rostro de Chile. © Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.
El fot√≥grafo Antonio Quintana Contreras posando en la localidad de Vicu√Īa junto al jeep ‚Äď‚Äúel Willys‚ÄĚ‚Äď en el cual el equipo recorri√≥ gran parte del pa√≠s realizando las fotograf√≠as para Rostro de Chile. La autor√≠a de la foto es de Roberto Montand√≥n, con quien Quintana recorri√≥ el norte del pa√≠s. ¬© Archivo Central Andr√©s Bello, Universidad de Chile.
El fotógrafo Mario Guillard Pérez-Villamil en Valdivia, luego del gran terremoto de 1960. Incorporado al equipo por Domingo Ulloa, a quien conoció recorriendo el sur del país. La autoría de la. foto puede ser de Ulloa. © Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.
El fotógrafo Domingo Ulloa Retamal en Río Ingeniero Ibánez, en la región de Aysén. La autoría de la fotografía es de Mario Guillard, al cual Ulloa conoció en la zona y lo incorporó al equipo de Rostro de Chile. © Archivo Central Andrés Bello, Universidad de Chile.

 

Una itinerancia inédita

En los dos primeros meses de exhibici√≥n fue visitada por alrededor de 50.000 personas. Tuvo tal √©xito, que itiner√≥ por todo Chile, de norte a sur ‚Äď Arica, Antofagasta, Valpara√≠so, Concepci√≥n, Punta Arenas, Santiago Parque Forestal, edificio UNCTAD III, Estadio Nacional, con variantes en el montaje de acuerdo con las posibilidades de espacios y de viaje pues las tres toneladas de material eran complejas de trasladar. Se hicieron tres copias de los originales en papel lo que permiti√≥ generar diferentes alternativas paralelas dentro y fuera del pa√≠s. El libro presenta el registro de su itinerancia internacional, identificando con claridad m√°s de 14 pa√≠ses ‚Äď de Am√©rica del Norte, del Sur, Europa y Asia- en los que estuvo la muestra hasta el a√Īo 1970, cuando termin√≥ en Osaka, Jap√≥n. No se tiene rastro de lo que sucedi√≥ con los originales en papel, pero no perdemos la esperanza de encontrarlos para un nuevo Rostro de Chile. La democratizaci√≥n de este patrimonio fotogr√°fico es uno de los objetivos centrales del proyecto, raz√≥n por la cual se puso a disposici√≥n de forma gratuita para su descarga digital desde el Portal de Libros Electr√≥nicos de la Universidad de Chile (en libros.uchile.cl/1290) y a la fecha tiene m√°s de 205 mil descargas lo que de alguna forma repite el impacto de audiencias de la exposici√≥n original. La circulaci√≥n digital se inici√≥ en mayo de 2022, en el d√≠a del patrimonio, la cultura y las artes. La edici√≥n impresa tiene distribuci√≥n en las bibliotecas de la Universidad de Chile, y se avanzar√° en enviarla a las bibliotecas p√ļblicas y universidades a lo largo de todo el pa√≠s. En septiembre pasado se entregaron 78 ejemplares a las bibliotecas en recintos carcelarios pues el esp√≠ritu original del proyecto fue un arte p√ļblico. La labor arqueol√≥gica e indicial contin√ļa, pero lo logrado nos permite decir que Rostro de Chile vuelve a ser visto y a instalarse como matriz de la historia de la fotograf√≠a en Chile del siglo XX.


Libro:

https://libros.uchile.cl/1290

View Comments (0)

Leave a Reply

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879