Minerva del Valle: Latidos de pl√°stico

+7
View Gallery

Latidos de pl√°stico

Creo que fue la curiosidad. S√≠, ahora lo tengo claro, el detonante fue la curiosidad. ¬ŅNo lo es siempre? Porque deber√≠a ser diferente en esta ocasi√≥n. Lo que no logro determinar es en qu√© proporci√≥n fue real y en que parte un sue√Īo.

Aunque, a decir verdad, tampoco parece relevante si predomin√≥ la enso√Īaci√≥n o si la verdad presidi√≥ cada instante de la aventura. Sonaba m√ļsica jazz; de eso s√≠ que estoy segura. Tambi√©n de que tras descender la escalera que giraba sobre si misma infinitamente desemboqu√© frente a un ne√≥n luminoso: ‚ÄúBienvenida. Est√°s en el lugar que buscabas‚ÄĚ. Y la incertidumbre que hab√≠a supuesto situar los pies en escalones cada vez m√°s diminutos se transform√≥ en una euforia contenida ante el mensaje que anunciaba que todas las dudas acumuladas a lo largo de la vida estaban resueltas al cruzar bajo aquel r√≥tulo.

© Minerva del Valle
© Minerva del Valle

No recuerdo haber sentido temor alguno y es raro porque habitualmente el sonido de un claxon a doscientos metros provoca que me tiemble todo el cuerpo. Quiz√° fuera el hecho de haber encontrado el ‚Äėlugar que estaba buscando‚Äô o la posibilidad de que realmente se tratara de un sue√Īo -juntar en una frase las palabras realmente y sue√Īo debe provocar una deformaci√≥n del universo- o la capacidad que dicen mis amigas que tengo para adentrarme en universos paralelos, pero no percib√≠a ning√ļn miedo. Al contrario, me sent√≠a bien. Sinceramente, creo que me encontraba d√≥nde deseaba. Sent√≠a curiosidad. M√°s a√ļn cuando la primera criatura me salud√≥ desde el fondo del pasillo, invit√°ndome a adentrarme en aquel laberinto de estancias. Mi anfitriona portaba un rat√≥n sobre la cabeza. No desentonaba en absoluto con el lugar. Al contrario, el ritmo jazz y los tonos blanco y negro del pasillo, de los salones y salas, lograban que todo encajara a la perfecci√≥n. Tambi√©n aquella mujer con un rat√≥n en la cabeza. Asi√≥ mi mano para ofrecerme el paso al interior de la primera de las piezas y percib√≠ el latido de su piel de pl√°stico.

© Minerva del Valle
© Minerva del Valle

En la primera estancia a la derecha del pasillo diviso, a trav√©s de la puerta entornada, la silueta de otra criatura y descubro que se encuentra encaramada en lo alto de una reproducci√≥n de la Torre Eiffel. Parece anhelar Par√≠s, conocer Par√≠s, callejear por Par√≠s. Avanzo por el pasillo y en la habitaci√≥n contigua una tercera criatura se prueba un ba√Īador a rayas ‚ÄėA√Īos 20‚Äô. ‚Äú¬ŅC√≥mo me queda?‚ÄĚ, me pregunta. Asiento, realmente le queda bien. Al fondo diviso una jaula y dentro una cuarta criatura, junta a ella una compa√Īera deja caer una l√°grima por su mejilla; quiz√° de tristeza, quiz√° de alegre emoci√≥n. Una bailarina ejecuta giros imposibles en el aire. Desciende y flexionando la cintura frente a mi asegura que han consigo liberarla. La jaula ya no es una prisi√≥n.

© Minerva del Valle
© Minerva del Valle

Las criaturas con latidos de pl√°stico hab√≠an dejado de ser barbies, hab√≠an dejado de ser mu√Īecas; se hab√≠an liberado de los t√≥picos; hab√≠an decido emanciparse de las etiquetas, hab√≠an dejado atr√°s la subordinaci√≥n a su definici√≥n de origen. Ahora muestran sentimientos, emociones, su determinaci√≥n, su sexualidad. Ellas deciden.

M√°s all√° de que fuera real o un sue√Īo, lo cierto es que al regresar de la aventura en mi c√°mara fotogr√°fica descubr√≠ los retratos de aquellas criaturas. Quiz√° la fotograf√≠a hab√≠a liberado los latidos de pl√°stico.

© Minerva del Valle
© Minerva del Valle

Acerca de Minerva del Valle:

Me he formado como fot√≥grafa en Estudio 22 (Logro√Īo) -un centro que comparte el concepto de estudio y espacio expositivo-, a lo largo de cuatro a√Īos. La fotograf√≠a me ha ense√Īado a mirar; veo y observo lo que antes no ve√≠a. A trav√©s de la c√°mara creo mis propios mundos, una realidad inventada que me permite expresar lo que siento y pienso con im√°genes.

He expuesto mi trabajo fotogr√°fico en las ediciones 2019 y 2020 del Festival Mujeres en el Arte, primero en una muestra individual con la fotograf√≠a ‚ÄėAlicia y la carpa de los sue√Īos‚Äô y al a√Īo siguiente en la exposici√≥n colectiva ‚ÄėPo√©ticas‚Äô. Igualmente, dos de mis fotograf√≠as han sido expuestas en las muestras 2019 y 2020 del premio fotogr√°fico ‚ÄėEl Rioja y los 5 Sentidos‚Äô. En 2020, particip√© en la muestra colectiva ‚ÄėEn tr√°nsito‚Äô, que acogi√≥ Estudio 22; y en el Espacio Expositivo Ba√Īares, con la fotograf√≠a ‚Äė¬ŅQu√© est√°s mirando?‚Äô

He sido nominada por la fotograf√≠a ‚ÄėCeguera‚Äô en los Premios Internacionales FINE ART PHOTOGRAPHY AWARDS; y en septiembre 2021 fui una de los 12 fot√≥grafos seleccionados para el visionado de artistas que el Festival PhotoEspa√Īa celebr√≥ en Santander. En diciembre de 2021, el peri√≥dico El Pa√≠s ha dedicado su secci√≥n ‚ÄėExposici√≥n‚Äô, del 20 al 26 de diciembre, a mi serie ‚ÄėDesiertos‚Äô. ‚ÄėDesiertos‚Äô tambi√©n fue publicada en la p√°gina web de Caption Magazine y fui elegida por dicha serie entre los mejores fot√≥grafos web 2021 de la revista LF Magazine. En septiembre de 2022, la revista holandesa ‚ÄėFrames‚Äô public√≥ mi serie ‚ÄėEl jard√≠n‚Äô. En diciembre de 2022 la revista literaria ‚ÄėF√°bula‚Äô publica un ensayo fotogr√°fico que he realizado sobre la novela negra.

Sitios Web:

instagram.com/minerva3836

facebook.com/profile.php?id=1275484370

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879