Los √öltimos Guerreros de Subterra

+22
View Gallery

Alejandro Sotomayor

Baldomero Lillo en su c√©lebre ‚ÄúSubterra‚ÄĚ describe las extenuantes jornadas de trabajo minero a principios del 1900: ‚ÄúUn calor sofocante sal√≠a de la tierra calcinada, y el polvo de carb√≥n sutil e impalpable adher√≠ase a los rostros sudorosos de los obreros que apoyados en sus carretillas saboreaban en silencio el breve descanso que aquella maniobra le deparaba‚ÄĚ. M√°s de un siglo nos separa de aquella elocuente visi√≥n del escritor lotino y aunque han mejorado las condiciones de trabajo, enfrentarse a los elementos de la tierra interior sigue siendo una tarea de valientes. El calor cerca de los mantos de carb√≥n puede sobrepasar los 40¬ļC, en estos lugares el trabajo es muchas veces en cuclillas, en posiciones muy inc√≥modas y el aire siempre tiene una gran cantidad de polvillo de carb√≥n que permanecer√° en cada cent√≠metro de piel expuesta como una suerte de oscuro mimetizaje natural.

La historia del carb√≥n en Chile parti√≥ en Lota por el a√Īo 1852 y su precursor fue el empresario Mat√≠as Cousi√Īo, m√°s tarde se unir√≠a Federico Schwager los que dieron vida a la Carbon√≠fera Lota-Schwager, precursora de Enacar, cuyo principal accionista fue desde 1970 la estatal CORFO. En su √©poca de apogeo (1979-1981) la carbon√≠fera lleg√≥ a producir anualmente alrededor de 500 mil toneladas pero su tal√≥n de aquiles eran los altos costos de producci√≥n.

Hacia 1996 la tonelada de carb√≥n ten√≠a un precio de venta de 140 d√≥lares, por su parte el carb√≥n importado llegaba a unos 57 d√≥lares. Por esta raz√≥n (y por las paralizaciones en busca de mejores condiciones laborales) Enacar se vi√≥ obligada a cerrar paulatinamente sus operaciones en Lota, Curanilahue y Lebu durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, dejando a cientos de mineros cesantes y poniendo fin a una historia de 161 a√Īos.

Si bien existi√≥ un plan de reconversi√≥n laboral, √©ste fue dif√≠cil de implementar. Pedirles a los mineros que se dedicaran a trabajar en otra cosa fue casi inapropiado. Hubo quienes se atrevieron y montaron emprendimientos en la zona, otros se fueron y algunos siguieron el oficio en los pirquenes, minas de carb√≥n con producci√≥n a baja escala. Es aqu√≠ donde nacen estas fotograf√≠as, en estos l√≥bregos socavones bajo los cerros de Lebu, donde a√ļn es posible viajar en el tiempo (y no me refiero a la atracci√≥n tur√≠stica de visitar el Chifl√≥n del Diablo en Lota) para admirar el esfuerzo de estos hombres (no he visto mujeres) que prefieren el riesgo de un derrumbe o contraer enfermedades como la silicosis y neumoconiosis, a optar por un trabajo en la pesca artesanal o en la agricultura.

El valor actual del carb√≥n es de 150 d√≥lares por tonelada. Los expertos aseguran que el carb√≥n chileno es de mejor calidad y tiene mayor calor√≠a que el extranjero (colombiano) pero el contenido de azufre es mayor. El carb√≥n nacional ‚Äúcasi prende solo‚ÄĚ, su punto de fusi√≥n es muy alto y por esta raz√≥n no necesita petr√≥leo para su ignici√≥n.

Heleno, jefe Mina Trinidad.

Despu√©s de recorrer un kil√≥metro de galer√≠as junto a Heleno, el jefe de mina, nos adentramos en las profundidades de este ‚Äúencierro donde el sol nunca ha llegado‚ÄĚ (Selva Chacra y Socav√≥n, de V√≠ctor Aranda). Mientras m√°s bajamos, m√°s dif√≠cil resulta respirar. El viaje por las h√ļmedas y oscuras galer√≠as me permite ver el desfile de las distintas especialidades mineras: barretero, tratero, huinchero, colchador, enmaderador, disparador, entre otras. Los rostros sonrientes me hacen sentir bienvenido en esta nueva aventura que para m√≠ en realidad comenz√≥ el a√Īo ‚Äė99 cuando hice mi primera bajada.

Son las 10 de la ma√Īana, Juan y David est√°n hace horas en su habitual jornada de extracci√≥n en la Mina Trinidad. Sus rostros se muestran manchados, sudorosos y me saludan sonrientes en medio del ruido de las labores. En estos laberintos subterr√°neos, la ventilaci√≥n es bastante deficiente lo que provoca que mi c√°mara y sus lentes se condensen, una peque√Īa molestia que aprendo a sobrellevar. La misi√≥n de estos hombres en teor√≠a parece simple: trasladar el carb√≥n hasta la superficie, pero el √©xito de esta misi√≥n conlleva una gran cantidad de variables con un impl√≠cito factor de sacrificio y riesgo que en varias ocasiones ha vestido de luto las familias mineras. El a√Īo 2005 se produjo en la Mina Fortuna -perteneciente a Carvile- una explosi√≥n de gas gris√ļ que cost√≥ la vida a cuatro mineros y dej√≥ 56 heridos.

José, contratista, Mina Trinidad.
Pirquén de carbón El Diezmo.

La miner√≠a del carb√≥n en Chile, vive sus √ļltimos d√≠as. Edgard Salgado, empresario minero con base en Lebu dice: ‚ÄúEs probable que debido a las cada vez m√°s exigentes regulaciones medioambientales, al sector le queden 6 o 7 a√Īos‚ÄĚ. Edgard, quien estudi√≥ Ingenier√≠a en Geomensura, s√≥lo espera que los m√°s de 180 mineros que actualmente trabajan en ‚ÄúLa Trinidad‚ÄĚ, mina de su propiedad, terminen sus d√≠as como mineros bien jubilados ‚Äúno quiero dejarlos botados‚ÄĚ, asegura. Su objetivo es hacer m√°s eficiente su producci√≥n: m√°s carb√≥n a menor costo. Edgard es lebulense y como tal su conocimiento del sector es adem√°s emp√≠rico. Cuando vi√≥ que en Lebu exist√≠an las reservas m√°s grandes de carb√≥n de Chile, ‚ÄúReserva Esperanza‚ÄĚ, invirti√≥ el dinero de su primer autom√≥vil en los primeros tramos de lo que se convertir√≠a en la actual Mina Trinidad, en la entrada norte de Lebu. Tambi√©n atribuye la fatiga del sector a empresarios locales que al establecer un monopolio compraban el carb√≥n muy barato, ‚Äúas√≠ la miner√≠a fue muriendo, no hubo manera de que los pirquineros pudieran seguir por este tipo de maltrato‚ÄĚ. No cuesta imaginar entonces por qu√© esta actividad se encuentra destinada a desaparecer, √©ste es el fin de una era de m√°s de 160 a√Īos que levant√≥ ciudades y pueblos y que nutri√≥ generosamente la vida, la vida de los hijos del carb√≥n.


Glosario: 

  • Pirqu√©n: contrato en que una persona, llamada pirquinero, explota por su cuenta y para s√≠ todo o parte de una pertenencia ajena, con la obligaci√≥n de pagar a su titular un porcentaje de los minerales extra√≠dos o de su valor. 
  • Pirquinero: minero que explota el pirqu√©n.
  • Barretero: es la persona encargada de la producci√≥n de la mina, es el que saca el carb√≥n.
  • Enmaderador: su misi√≥n es proteger al barretero de las ca√≠das de tosca, para eso coloca trozos de madera en los techos de los mantos de carb√≥n. 
  • Contratista: est√° a cargo de fortificar las galer√≠as subterr√°neas, preparar nuevos frentes de extracci√≥n y acerca el carb√≥n al barretero, es el que ¬ęle da vida a la mina¬Ľ.
  • Disparador: encargado de manipular la dinamita.
  • Huinchero: operador del huinche que es un sistema de levante mecanizado, accionado con un motor el√©ctrico o di√©sel, que permite el izamiento de los carros con carb√≥n hacia la superficie.  
  • Enacar: Empresa Nacional del Carb√≥n.
  • Carvile: Carbon√≠fera Victoria de Lebu.
  • Gas gris√ļ: mezcla de nitr√≥geno, anh√≠drido carb√≥nico y metano, siendo este √ļltimo el que hace m√°s peligroso el compuesto, por su alta inflamabilidad.
Juan, barretero, Mina Trinidad.

Equipo Fotogr√°fico:
– C√°mara: Canon 7D
– Optica: Canon 17-40 mm, 50 mm

Sitio Web: https://alejandrosotomayor.myportfolio.com

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879