Pablo Valenzuela Vaillant: HABITAR LA INMENSIDAD

+6
View Gallery

HABITAR LA INMENSIDAD

Por Pablo Valenzuela Vaillant

Más de 12.000 kilómetros recorridos en la región de Magallanes (Chile) para descubrir cómo la escala humana se hace presente frente a la amplitud del paisaje que se pierde en el infinito.
La peque√Īez de lo construido frente a un horizonte solitario y silencioso.

 

 
 
El proyecto HABITAR LA INMENSIDAD es una b√ļsqueda incansable de aquel escenario en extremo minimalista. Aquel territorio inspirador que nos invita a alzar la vista para captar la inmensidad de los cielos y aquella m√≠nima presencia humana que casi para desapercibida sobre la vastedad de la estepa.

En su primera exposici√≥n sobre esta serie -ya han habido varias, desde el Museo de Arte Moderno de Chilo√© hasta el Festival de Avintes en Portugal- durante su visita guiada, el autor relat√≥ sobre los m√°s de treinta a√Īos que le signific√≥ realizar este proyecto fotogr√°fico.

As√≠ es, treinta a√Īos que no se limitan √ļnicamente a los viajes realizados, sino a aquella experiencia vivida en cimentar una mirada. Treinta a√Īos que se inician en sus primeras incursiones a la Patagonia en los a√Īos ochenta y que dan cuenta de una serie de recorridos y caminatas por la infinitud austral. Y que, m√°s que andanzas de viajes, recogen experiencias de vida.

© Pablo Valenzuela Vaillant

Pues, como dice Ansel Adams: ‚ÄúUn fot√≥grafo no hace una foto solo con su c√°mara, tambi√©n con los libros que ha le√≠do, las pel√≠culas que ha visto, los viajes que ha hecho, la m√ļsica que ha escuchado y las personas que ha amado‚ÄĚ.

En todas sus visitas a Magallanes, el autor abandon√≥ la atenci√≥n en la belleza habitual de hielos y monta√Īas y dio un paso m√°s all√°, para enfocarse en una dimensi√≥n inhabitual.

© Pablo Valenzuela Vaillant

Y así comenzó una serie de viajes con un nuevo horizonte: captar la presencia humana frente a los cielos infinitos.

De ahí el encuadre, una ínfima línea de tierra frente a la vastedad de los cielos. Paisajes que están ahí, silenciosos, desolados, infinitos. El autor destaca que en sus tomas no hay intervenciones que alteren lo observado. Está todo lo que existe, ni más ni menos. La idea es mostrar este escenario bajo un ángulo muy personal, casi intuitivo. Es esto lo que define su particular composición que escapa del registro meramente documental.

Han sido ya muchos viajes, desde las estribaciones de la Sierra Baguales hasta la parte norte de Tierra del Fuego, justo hasta el límite donde aparecen los primeros bosques de la cordillera Darwin. Pues lo de HABITAR LA INMENSIDAD es la estepa. Aquella condición geográfica que caracteriza la vertiente oriental de los Andes.

En sus largos recorridos ha descubierto la vida y costumbres de lo m√°s profundo de Magallanes. Desde los arreos que de pronto irrumpen sobre la ruta hasta pueblos abandonados que recuerdan, en cierto modo, las antiguas salitreras del norte. Hay estancias y galpones magn√≠ficos, de bella arquitectura con aires europeos hasta peque√Īos puestos de baqueanos cuya austera construcci√≥n -de madera y lat√≥n- da cuenta de la identidad del fin del mundo.

En cada viaje hay un nuevo descubrimiento, una nueva mirada, por lo que Valenzuela se√Īala que esta serie a√ļn no termina.

© Pablo Valenzuela Vaillant

Como dice el académico y curador Gonzalo Leiva, en su presentación sobre la primera exposición de esta serie:

‚ÄúEl trabajo de Pablo Valenzuela, es una b√ļsqueda incansable por la fotograf√≠a de naturaleza, en particular reconociendo lugares centinelas de los secretos arcanos del sur y la Patagonia chilena. Sin embargo, el trabajo expuesto asume esta vez un di√°logo diferente al centrar su corpus digital blanco y negro en un horizonte destemplado. Por medio de panor√°mica minimalistas se√Īala la importancia de la contemplaci√≥n e indica el juego constructivo sutil del viento y de las nubes. Son estos elementos los verdaderos habitantes de la inmensidad, pues la presencia humana es minimizada desde un encuadre del tercio inferior y por resumidos signos habitacionales.

De este modo, la naturaleza se transforma en materia reflexiva así la acción fotográfica deviene en una acción develadora. No es solo una preocupación por las nubes y sus formas arbitrarias sino más bien como estos cielos muchas veces amenazante, dialogan con la línea geográfica.

Los cordones monta√Īosos, los densos lagos, las nieves solidificadas son recogidos desde la mirada ‚Äúhacia lo alto‚ÄĚ, donde el viento modifica, traza, juega con los bienes naturales. Ya el propio Turner en el siglo XIX hab√≠a buscado estos juegos lum√≠nicos y atmosf√©ricos en la pintura o bien en la temprana fotograf√≠a los trabajos de Le Gray.‚ÄĚ

 

© Pablo Valenzuela Vaillant

La motivación por nuevas tomas y encuadres mantienen siempre alerta al autor en este nuevo descubrimiento y en este continuo proceso de construir una mirada distinta del paisaje chileno.

En palabras de Mario Fonseca, sobre la primera exposición: HABITAR LA INMENSIDAD en 2016:

‚ÄúCuando se viene de vuelta de una vida en el territorio ‚Äďy tomemos una vida como se mide una generaci√≥n, esto es, 25 a√Īos‚Äď, lo que se empieza a decir cambia porque lo que se viene viendo ha cambiado. Pablo Valenzuela opta as√≠ por exponer sus nuevos horizontes en blanco y negro no porque hoy su mirada sea distinta, sino porque hoy su mirada incorpora todo lo que lleva visto en una vida. Y todo ello lo condensa, condensa la morfolog√≠a multidimensional de la geograf√≠a que ha recorrido, el arcoiris de los colores que lo han deslumbrado, la tangibilidad de la materia que lo ha sostenido y seducido, todo lo remite a la inmensidad de esos cielos y lo rezuma en la gama infinita de grises que van de la transparencia luminosa a la densidad infranqueable de las nubes australes. Al pie de este monumental firmamento que a veces parecieran estar a punto de estallar, temeroso a la vez que agradecido de Dios, el hombre persiste en sus entelequias, intentando vivir bajo tanto portento.‚ÄĚ

 

© Pablo Valenzuela Vaillant

La Patagonia está ahí, a la espera de nuevos viajes, de nuevos encuadres. Una serie que deslumbra al autor y que le hace tener siempre presente sus pensamientos expuestos en el libro ENTRENIEBLAS, de 2011:

‚ÄúNo busco las grandes vistas y paisajes. Por el contrario, persigo alejarme de la obviedad para acercarme a lo abstracto. Abandonar la amplitud para concentrarme en lo m√≠nimo. En las l√≠neas y texturas. Pero sin jam√°s alejarme de la realidad. Porque la realidad est√° ah√≠ y es uno el que la interpreta. Esa realidad dada por la geograf√≠a, la materia, la textura y el instante. Esa realidad que a trav√©s de la mirada personal transformo en sensaciones. Ese preciado segundo que de vez en cuando se me regala y que me hace vibrar profundamente y agradecer infinitamente el ser fot√≥grafo.‚ÄĚ

 

© Pablo Valenzuela Vaillant

Acerca del Autor:

‚ÄúDesde siempre me han atra√≠do los paisajes minimalistas, geom√©tricos, aquellos escenarios de escasos elementos, iluminados por la luz extrema que se proyecta sobre l√≠neas y texturas. Como en todas mis fotograf√≠as, no busco las grandes vistas. Por el contrario, persigo abandonar la amplitud para concentrarme en lo m√≠nimo, abstrayendo lo esencial del espacio y el instante‚ÄĚ.

Estas palabras definen la estética y particular visión del autor sobre el patrimonio natural y cultural de Chile. Mirada que, por cierto, se aleja de la obviedad y lo meramente documental.

Nacido en Santiago en 1964, Pablo Valenzuela ha demostrado una gran sensibilidad por la naturaleza y las monta√Īas. Subiendo cerros se hizo un asiduo caminante y emotivo observador. Fue en 1992, casi tres a√Īos despu√©s de haberse titulado de Ingeniero Civil en la Universidad Cat√≥lica de Chile, cuando tom√≥ la decisi√≥n de dedicarse a tiempo completo a su gran pasi√≥n: descubrir, conocer y fotografiar el patrimonio natural y cultural de Chile.

Su trabajo ha sido ampliamente difundido tanto en sus numerosos proyectos editoriales como en exposiciones, las que incluyen Rapa Nui en Ekho Gallery; Habitar la Inmensidad en Centro de Arte Molino Machmar de Puerto Varas, Museo Arte Moderno de Chiloé, Festival de Avintes (Portugal) y Ekho Gallery; Chile Blanco en Bogotá; Geometría del Instante y Ayquina en CLAC, entre otras.

Para el autor, la fotografía no sólo es una expresión artística en la que ha definido su propio estilo, sino también una forma de dar a conocer y poner en valor la identidad de Chile.

Equipos:

NIKON D800E, D810, D850

Links:

pablovalenzuela.cl

instagram.com/pablovalenzuelavaillant

 

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879