La Sal

+7
View Gallery

Fotografías: José Luis Rissetti
Texto: Luis Montes Rojas

El trabajo de José Luis Rissetti nos ha acercado a un lugar, un remanso donde el tiempo histórico no se ha acelerado hasta llegar a fulminar el presente. Pero toda construcción de un idilio requiere de una distancia para que se pueda mantener esa utopía. Justamente aquello no respeta porque no mantiene la distancia propia del visitante, de ese que se instala a observar en un viaje de turismo capturando una imagen donde casualmente se encuentran aquellos que han trabajado la tierra para transformarla en territorio. Al contrario, el trabajo de este fotógrafo se adentra hasta configurar una mirada que devela -junto a lo hermoso del oficio- el esfuerzo y la pobreza, el desarraigo de los jóvenes, el temor a la desaparición.

Mirar sobre otros tiempos.

¬ŅC√≥mo iniciar un viaje sino para contestar una pregunta? El esfuerzo del desplazamiento debe satisfacer ese vac√≠o que se presenta como desasosiego, como inquietud. Sin embargo, es muy posible que esa pregunta no encuentre su respuesta. Es m√°s probable que al regreso traiga preguntas a√ļn mayores. Ese es el riesgo de recorrer territorios de otros, plenos de otras voluntades de habitar, de otras maneras de decir, y una vez que nos hemos adentrado en esos espacios se debe producir, en virtud de ese v√≠nculo, la transformaci√≥n de quien pregunta. Del sujeto que explora, el que constituye un paisaje para s√≠ mientras camina, pero no desde la distancia -desde la expectaci√≥n– sino desde un recorrido en el que se adentra para calmar esa ansia.

©Jose Luis Rissetti

El trabajo de José Luis Rissetti nos ha acercado a un lugar, un remanso donde el tiempo histórico no se ha acelerado hasta llegar a fulminar el presente. Pero toda construcción de un idilio requiere de una distancia para que se pueda mantener esa utopía. Justamente aquello no respeta porque no mantiene la distancia propia del visitante, de ese que se instala a observar en un viaje de turismo capturando una imagen donde casualmente se encuentran aquellos que han trabajado la tierra para transformarla en territorio. Al contrario, el trabajo de este fotógrafo se adentra hasta configurar una mirada que devela -junto a lo hermoso del oficio- el esfuerzo y la pobreza, el desarraigo de los jóvenes, el temor a la desaparición.

Vista general del Valle Grande (lugar en donde centré mi trabajo fotográfico) y en el cual podemos apreciar cuarteles con diferentes colores que denotan el estado en que se encuentran. El color blanco es el color en el cual se debe extraer la sal. ©Jose Luis Rissetti
La vida de campo es de m√ļltiples quehaceres y el salinero no escapa a ello, a pesar de estar desde antes del amanecer en labores de la extracci√≥n de la sal tambi√©n debe preocuparse de otras actividades como cortar y almacenar el alimento que les dar√°n a sus animales durante el invierno. ¬©Jose Luis Rissetti

Aprehender todo esto tiene un costo que se inicia al cruzar esa frontera, pero que se edifica al compartir el trabajo de madrugada, el fr√≠o, la reponedora chupilca al  mediod√≠a. Una conversaci√≥n con el campesino sobre su nieto que aprende el oficio y que es tentado por el mundo, el escaso salario ‚Äďnunca mejor dicho- que se recibe por una labor sin reconocimiento para un trabajador sin tierra, el saber propio de un trabajo heredado. Pero tampoco es dif√≠cil encari√Īarse con un proceso que es expresi√≥n de un tiempo contra√≠do y condensado en sacos, resumiendo cuatro siglos de aprendizaje y labor, y que se nos presenta como un espejo para quienes hemos continuado con el oficio de los padres.

©Jose Luis Rissetti

Una conexión de esa magnitud siempre pondrá en cuestión el lugar de quien observa. En un principio es indudable reconocerse fuera. Saber que no formamos parte de ese hogar otro, que no compartimos su habla, pero de seguro emergerán empatías y distancias que desequilibrarán una posición que a veces se quiere dibujar como neutral. Y no puede ser neutral cuando se está empapado de afectos que provienen de experiencias propias, como haber crecido en la periferia santiaguina donde los canales de regadío todavía humedecían la tierra en el verano. Toda esta voluntad debe ser empujada por un deseo, un impulso que en el caso de José Luis puede encontrarse en su propia experiencia jugando entre los campos sembrados de la zona norte de Santiago.

Esta bodega está frente al valle grande cruzando la Laguna, es una construcción de grandes dimensiones con rastros de una vasta producción y que hoy está abandonada al igual que sus cuarteles que la proveían de sal. ©Jose Luis Rissetti

A√ļn as√≠, y a pesar de la empat√≠a, este viaje debe reconfigurar la manera de entender lo que en principio no era m√°s que paisaje. El costo de destituir al turista es fulminar la comodidad de su distancia, y no s√≥lo por la emergencia de compromisos emocionales que cargan la mirada, sino por el desencanto de saber que traspasar la frontera no significa ser parte de aquello que se observa. Sabemos que la piel no se curtir√° con el sol como la del salinero, pero la fotograf√≠a debe ser la portadora, ahora no de una conversi√≥n imposible, sino de un v√≠nculo que es la pretensi√≥n y recompensa -la verdadera utop√≠a- de quien se acerc√≥ buscando algo m√°s que un buen encuadre. En este libro hay un tiempo condensado en im√°genes: estaciones del a√Īo, d√≠as con sol o lluvia, noches donde se necesit√≥ el esfuerzo. Las fotograf√≠as no son el premio al acierto de un par de tiros, en este libro se devela un encuadre sobre un enorme c√ļmulo de im√°genes que son el trabajo dedicado a descubrir ‚Äďa todos aquellos que no hemos roto esa distancia- aquel trozo del mundo separado del mundo. Para quienes tuvimos la suerte de acompa√Īar al autor en este empe√Īo (levemente, s√≥lo como turistas) pudimos comprobar que aquello a lo que nos asomamos escond√≠a un universo de c√≥digos que eran las claves que posibilitar√≠an su labor, y por intermedio de sus im√°genes, √≠bamos a acercarnos a este mundo antes de que el oficio desaparezca o que las comunidades pasen a convertirse en un museo, una reserva cultural.

Los salineros palean la sal desde los cuarteles y la colocan afuera o al borde del camino para que bote el exceso de agua previo a ser envasada en sacos para su distribución. ©Jose Luis Rissetti

Esta experiencia es un retrato desde dentro, un retrato que termina hablando tambi√©n de nosotros mismos al encontrar -tambi√©n aqu√≠- el temor a desaparecer. S√≥lo as√≠ es posible que emerjan im√°genes como la del campesino durmiendo al sol, de una fragilidad que conmueve, o las ojotas descalzadas esperando a su due√Īo. Aqu√≠ hay un esfuerzo de convertir a la fotograf√≠a en un testimonio que no pretende hablar por una comunidad, como si el esfuerzo heroico del fot√≥grafo las hiciera aparecer ante el mundo, sino m√°s bien acompa√Īar a los salineros en un camino que, a pesar de la distancia, compartimos. Un caminar lleno de incertidumbres, de cambios desmedidos, cargado de nostalgia.

©Jose Luis Rissetti

FOTO ANIM: Las animitas se erigen como recuerdo de aquellos que fueron tempranamente arrebatados de la vida, constituyéndose en un testimonio de fe en una vida que trasciende la muerte y cuando ese recuerdo está abandonado es sinónimo de una decadencia absoluta. ©Jose Luis Rissetti

Este proyecto fue financiado por FONDART y editado por el fot√≥grafo Fabian Espa√Īa


Biografía:
Nac√≠ en Santiago de Chile en 1973. Estudi√© fotograf√≠a en el Instituto Superior de Artes y Comunicaci√≥n ARCOS, del cual egres√© en 1995. Ese mismo a√Īo comenc√© mi pr√°ctica en el diario El Mercurio, donde me he desempe√Īado hasta el d√≠a de hoy. Soy fot√≥grafo hace m√°s de 15 a√Īos, hered√© este oficio de mi padre, quien ejerci√≥ esta profesi√≥n por m√°s de 30. He realizado publicaciones en diferentes revistas y en todas las secciones del diario y he participado en libros de la Editorial Mercurio Aguilar. En paralelo trabaj√© en libros y cat√°logos de artistas nacionales e internacionales y me he desempe√Īado tambi√©n como especialista fotogr√°fico en el registro visual de procesos art√≠sticos. Desde 1999 he tenido la posibilidad de desarrollar a fondo mis tem√°ticas en muestras colectivas de fot√≥grafos en Santiago y Valpara√≠so, en exposiciones individuales, festivales, Galer√≠as de Santiago y en la primera Feria de Arte Contempor√°neo del pa√≠s (CHACO). En la actualidad, a partir de mis vivencias personales, es que me encuentro explorando la capacidad de ponernos mediante el arte en el lugar de un otro que padece, se transforma y olvida qui√©n fue.


Equipo Fotogr√°fico:
– C√°mara:Canon EOS 5D MARK III
– Optica: Canon 35 mm. f2.8

Sitios Web:
https://www.instagram.com/jlrissetti
https://www.facebook.com/jlrissetti

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879