Luis Pereira

Hay algo inalcanzable y profundo en los sueños: contornos difusos de las formas y los rostros, experiencia caprichosa del tiempo que se expande y comprime en los turbios vapores de la vigilia, sucesos cotidianos que adquieren una dimensión irreal y fantástica, recurrencia de escenas que nos golpean incesantemente como queriendo alertar de un presagio…

© Luis Pereira

No alcanzamos a percibir la sustancia efímera con la que se construyen estos espacios: geometrías oscuras habitadas por extraños sin rostro, planos sobre los que se funden las deformes siluetas de desconocidos transeúntes, perturbadores pasadizos habitados por el nefasto rumor de quienes siempre huyen atraídos por la afilada luz que rasga el rectángulo final donde muere la esperanza… ¿Advertencia de un tiempo ya cumplido?

El tiempo nos urge a escapar, mientras una lluvia incesante nos previene de la incomodidad del camino y el horizonte se disuelve en una niebla espesa que confunde los sentidos con una viscosa materia sin límites ni contornos. A nuestras espaldas, la oscuridad se derrama rápidamente, debilitando a cada paso la posibilidad de retorno… Hijos del delirio, infectados de eternidad, nos lanzamos aullando en una feroz cabalgada, pisoteando en nuestra insensata huida cualquier posibilidad de salvación.

© Luis Pereira

Oráculo de las sombras, aún resuenan tus conjuros de luz y plata en las estancias vacías del palacio de la memoria, acechadas ahora por un silencioso y temible guardián. Cuando se haya completado el ciclo, buscaré las certezas en los confines de este laberinto, creyendo ver resplandores donde ya solo habitan tinieblas y, a las mismas puertas del olvido, recordando vagamente tu rostro, insistirán tus ojos en mi mirada, para intentar rescatar el tenue fulgor de una luz, a la vez que se funden en negro mi memoria y tu recuerdo. 

© Luis Pereira

Todo lo observado
y lo que aún contemplamos
mientras hacemos camino.

Lo hasta aquí vivido
y lo que nos va quedando,
incluso lo ayer prometido.

Y este pasar de los años
siempre en gerundio,
nunca del todo detenidos.

Y lo siempre soñado
empujando los sibilantes pasos
de mis pies sobre lo que piso.

Que soy lo que tengo,
lo que sigo esperando
y lo que ya he sido.

En movimiento…
de principio a fin
y de fin a principio.

Que solo será siendo
como seremos posibles:
frágiles, aunque vivos.

© Luis Pereira

Acerca del Autor:

Fotógrafo profesional desde el año 2011. Se inicia en el año 2001 en el mundo de la fotografía de manera autodidacta aunque su formación se ha completado con talleres de grandes profesionales de la fotografía como Rafa Badia, Oscar Molina, Estela de Castro, Daniel Ribeiro, etc.
2008 Forma parte de la explosión colectiva 100×100 photo en la galería Espai B de Barcelona. 2011 Funda junto al fotógrafo Miguel Otero el proyecto de fotografía social Outraluz Fotografía. 2018. Publicación de su primer libro. “Luis Pereira”. 2018. Forma parte de la exposición “Spectrum” en la galería Santana Art Gallery en Madrid. 2018. Forma parte de la exposición colectiva 30×30 en la galería Apo ś tropheen Vigo. 2018. Forma parte de la exposición colectiva “Imágenes Fragmentarias” en la galería Santana Art Gallery en Madrid. 2019. Ganador “ XXIV Maratón Fotográfico Ciudad de Vigo”. 2019. Obra expuesta en el Salón Internacional de Arte Contemporáneo “6 Edition art 3f París” con la galería Occo Art Gallery. 2019. Forma parte de la exposición colectiva “Átopos” en la Sala de Fotografía Sargadelos en Vigo. 2020. Publicación de su segundo fotolibro. “Seremos un frágil recuerdo”: 2020. Exposición “Seremos un frágil recuerdo” dentro del Arenteiro Fotográfico en O Carballino. 2021. Exposición “Seremos un frágil recuerdo” en Atelier Fotográfico en A Coruña. 2022. Publicación de su tercer fotolibro “Sobre lo esencial”: 2022.Exposición “Seremos un frágil recuerdo” en Galería Apo´strophe. Arte en Vigo.

Sitios Web:

facebook.com/J.LuisPereiraPerez

instagram.com/luispereiraperez