María Tudela

Los pájaros han estado muy presentes en mis composiciones desde el principio. No sabría explicar por qué me ha sentido tan atraída por estos animales, quizás lo que empezó como una herramienta estética se convirtió sin darme cuenta en un símbolo de libertad dentro del proceso de creación.

© María Tudela

De una forma intencionada o no, acaban teniendo protagonismo en muchas de mis fotografías. Es un animal que me fascina, en vez de piel o pelo, tiene plumas. Sus extremidades inferiores sostienen todo su cuerpo, mientras que sus extremidades superiores son alas que les permiten volar y ver el mundo desde una perspectiva única.

© María Tudela

A lo largo de la historia han despertado siempre mucho interés, y sin duda han sido y son fuentes de inspiración no sólo en el arte. Cientos de aves de distintas especies sobrevuelan el Museo del Prado. El cine y la literatura también se han rendido a su hechizo. Leonardo da Vinci llegaba a comprar pájaros enjaulados sólo para liberarlos. Y hasta están presentes en pinturas rupestres de miles de años. Busco pájaros, los persigo, los fotografío, pero sobre todo los envidio, es como volar cuando los fotografías. 

© María Tudela

Desde el principio estuve centrada y casi obsesionada por convertir capturas actuales en escenas antiguas, capturas que evocaron el pasado pero al mismo tiempo atemporales. Trato mis fotografías con el mismo procesado, el objetivo es dotarlas de un carácter más artístico que técnico, y más sugerente que descriptivo. Para ello utilizo los desenfoques selectivos, la ausencia de nitidez, la conversión al blanco y negro, ruido y texturas; herramientas que me permiten alejarme de reproducir la realidad tal cual es.

© María Tudela

Concibo la fotografía como un instrumento para crear, contar y transmitir, pero ante todo como un medio de expresión y comunicación. En mis imágenes apenas hay presencia humana, no creo que sea imprescindible para emocionar. Uso los símbolos que la Naturaleza pone a mi alcance, y destaco como temas presentes en mis obras, los paisajes nublados o lluviosos, las brumas marinas, las nieblas, o todas aquellas condiciones atmosféricas en las que no se permita que la imagen sea nítida. Hoy prácticamente no salgo al mundo a fotografiarlo si no está nublado o gris el cielo, buscando la luz tenue, difusa y carente de contraste que aportan dichos días.

© María Tudela

 


Acerca de la Autora:

Enfermera de profesión, descubrí la fotografía de forma casual hace poco más de una década y desde entonces dedico parte de mi tiempo libre a hacer fotos. Hace unos años decidí mostrar mis fotos en las redes sociales, abriéndome un abanico de oportunidades para divulgar y dar visibilidad a mi trabajo. Y aunque parezca que hago fotografías, en realidad ellas me hacen a mí. María Tudela.

Sitios Web:

mariatudela.net

instagram.com/mariatudela_fotos

facebook.com/mariatudelafotos