Sobre los cuidados domésticos no remunerados en la crianza

Fotografías: Irupé Tentorio

Texto por Irupé Tentorio y Laura Rosso

Mariana es madre de Amador; ambos viven en un departamento de dos ambientes en el barrio San Cristóbal de la Ciudad de Buenos Aires. Hace tres años, Mariana se separó del padre de su hijo y se vio envuelta en el torbellino de reorganizar su vida. La dimensión del placer, del deseo y de la satisfacción quedó suspendida en un plano lejano. Primero estaban las ocupaciones domésticas y el trabajo fuera del hogar para mantener sus ingresos. Con un niño pequeño a quien cuidar, alimentar, bañar, llevar al médico y la escuela, las desigualdades recrudecen, se palpan, se vivencian. Se llevan en el cuerpo.

Lee este artículo en papel digital.
 
Mientras baña a su hijo, también trabaja por teléfono, 2018. © Irupé Tentorio

Todas las tareas invisibilizadas bajo las paredes del mundo doméstico aparecen como destino, como si las mujeres tuviéramos habilidades naturales para la niñez y la maternidad. Durante el 2020, la Dirección Nacional de Economía, igualdad y género dio a conocer un informe titulado “Los cuidados, un sector económico estratégico”, dicha investigación fue llevada a cabo por la economista Mercedes D’Alessandro y dio a conocer que a nivel nacional 9 de cada 10 mujeres realizan tareas de cuidados, es decir, el trabajo reproductivo -el que mundialmente no tiene un valor en el mercado capitalista- significa un promedio de 6,4 horas diarias, tres veces más que los varones y si lo llevamos a un marco económico, aportaría un 16 % del Producto Interno de la economía argentina, más que la industria nacional (13,2 %), el comercio (13 %) y que el mercado inmobiliario (9,9 %).

Mariana se prepara para salir, su hijo dentras de ella la espera, 2018. © Irupé Tentorio

Como tantas, Mariana atravesó más de una crisis emocional y económica. Ella y su hijo tuvieron que mudarse de un departamento de cuatro ambientes a uno de dos y luego, en plena pandemia a uno de tres ambientes, siempre teniendo en cuenta que sea en la misma zona que la casa de su madre, quien es una persona fundamental en la cotidianidad de sus vidas para cuidar a Amador.

Madre e hijo cocinando, 2018. © Irupé Tentorio

De los cuidados depende el trabajo de la reproducción y eso toca inevitablemente los resortes de una estructura patriarcal/capitalista. En nuestra sociedad no hay una distribución igualitaria de expectativas, ambiciones y realizaciones.

Este ensayo fotográfico -que ya inicia su quinto año- retrata la cotidianidad de Mariana en su casa, las tareas domésticas y juegos con su hijo, su vida de todos los días, el amor y el trabajo no remunerado que implican los cuidados.

Es urgente empezar a sacar los cuidados de la esfera individual, del orden privado y politizarlos para armar lazos colectivos y tramas comunitarias.

Mariana llora mientras cena con su hijo, 2018. © Irupé Tentorio

Equipo Utilizado:

Cámara: Nikon D7000, Nikon D800, Sony alpha 600
Ópticas: Sony 3.5-5.6 / 16-50, Nikon 1.1.4 G /50mm


Acerca de la autora:

Irupé Tentorio, Argentina. Es fotógrafa y periodista. Trabaja desde una perspectiva de género y derechos humanos desde hace más de 15 años, los que aborda a través de la comunicación escrita, la fotografía documental y la gestión cultural. Su trabajo periodístico y reflexiones fueron publicados en medios internacionales, tales como Internazionale, Il Manifesto, Altreconomía y DinamoPress. Como fotógrafa, cubrió festivales internacionales de teatro, eventos culturales y políticos, y otras actividades relacionadas con temas y eventos sociales nacionales e internacionales de actualidad. Su proyecto fotográfico trata sobre los trabajos domésticos no remunerados. “Una invisibilidad insoportable” cuenta con el apoyo de Open Society Foundations y con el Fondo Nacional de las Artes en Argentina. Durante el 2021 fue expuesto en el Congreso internacional “Esenciales para la recuperación” organizado por Open Society Foundations en New York y en el Festival Internacional fotográfico de Valparaíso, Chile. Durante el 2022, en marzo se expondrá en la Embajada Argentina de Roma, y en Medellín, Colombia, en el marco del festival “Los trabajos y los días”.

Sitio Web: www.irupetentorio.com

Instagramwww.instagram.com/irupetentorio