Mirarte Etiopía

+15
View Gallery

Por Alfonso Romero Sanrom√°n

Mirarte Etiopía es un proyecto de conexión entre almas a partir de la mirada. Desde lo más profundo de la Etiopía tribal se inicia un viaje que empieza por el placer estético que nos aporta la belleza de las imágenes y que, poco a poco, nos transporta a un diálogo que va más allá de lo que vemos.

 

© Alfonso Romero Sanromán

Lee este artículo en papel digital

Mi incursión en la fotografía fue totalmente autodidacta, investigando y buscando los recursos que necesitaba para generar mi propio lenguaje y así poder transmitir la visión de las realidades que me he ido encontrando en diferentes partes del mundo.

Desde un principio he sentido la inquietud de retratar al ser humano, de interaccionar con diferentes culturas y conseguir un diálogo que consiguiese conectar al espectador con el protagonista de la foto, avanzando un paso más al instante que yo vivía en el momento de llevarla a cabo.

El viaje me ha llevado a diferentes lugares del mundo: India, M√©xico, Marruecos, Etiop√≠a… En todos ellos me he encontrado con miradas profundas, hijas de sus realidades y con telones de fondo tan dispares que me hac√≠an replantearme el c√≥mo, el d√≥nde y el cu√°ndo. La riqueza cultural y la est√©tica sublime se mezclan en muchos casos con la miseria y la cruel realidad de los que la viven, y te hacen mirar a trav√©s del objetivo como si de un caleidoscopio se tratase, aunando desgracias y miradas llenas de amor. Felicidad rodeada de color y ojos con una profundidad de siglos en caras de ni√Īos de pocos a√Īos, o explosi√≥n de ritos y fiestas ancestrales con personas que casi est√°n fuera de sus cuerpos.

El proyecto de Etiop√≠a lo vengo desarrollando desde hace dos a√Īos, son muchos los factores que me hac√≠an pensar en √©l con un especial inter√©s e ilusi√≥n. La mayor parte se desarrolla en las tribus que se sit√ļan en el valle del r√≠o Omo: Hammer, Arbore, Karo, Dassanech, Mursi y Bodi. Todos ellos viven apartados relativamente de lo que consideramos ‚Äúcivilizaci√≥n‚ÄĚ, con su forma de vida primitiva y siguiendo patrones de conducta que van m√°s all√° de la est√©tica que los caracteriza. Sin embargo, tengo claro que tienen los d√≠as contados, y este convencimiento me hace poner especial √©nfasis en retratarlos como seres humanos √ļnicos, antes que se contaminen y lo que se entiende por progreso los engulla y los socialice, probablemente como parias, haci√©ndoles perder su esp√≠ritu ancestral y su esencia.

Poder contemplar a estos pueblos primitivos en sus territorios, en el medio en que vienen desarrollando su vida desde tiempos inmemoriales, me hizo comprender que ni siquiera tienen el concepto de ser etiopes, para ellos su tierra no entiende de fronteras, no al menos de lo que nosotros consideramos como tal, sus l√≠mites los marcan la naturaleza y los accidentes geogr√°ficos, o la ‚Äúpropiedad‚ÄĚ antigua por pertenecer a uno u otro clan… Pasan de lo que nosotros sobre el papel denominamos Etiop√≠a, Sud√°n del Sur, o Kenia sin ser conscientes de esos conceptos pol√≠ticos territoriales. Esta libertad como concepto rom√°ntico no impide que viera la dureza de sus condiciones de vida y, en una reflexi√≥n m√°s profunda, decid√≠ centrar mi proyecto un paso m√°s, quer√≠a ahondar en la vida de las mujeres y los ni√Īos.

© Alfonso Romero Sanromán

La mujer es el pilar de la vida, esta m√°xima lo es en todo el mundo en cuanto a realidad biol√≥gica generadora, pero en √Āfrica adquiere unas dimensiones absolutas : la mujer sometida a las m√°s duras condiciones es la responsable de la crianza y la educaci√≥n de los hijos, de los peque√Īos cultivos, de acarrear el agua, de preparar las comidas, del pastoreo alternando la tarea con sus hijos, algunos tan peque√Īos que parecen incapaces de manejar su cayado… Administran sus bienes, por muy escasos que sean, pero no deciden sobre ellos.

La sociedad patriarcal es una realidad clara y palpable en esas tribus tambi√©n, donde los hombres seleccionan sus mujeres a cambio de dotes y pueden practicar la poligamia porque culturalmente siempre ha sido as√≠. Soy consciente de que no se puede abordar el tema de la infancia y la mujer en estos pueblos primitivos desde nuestros patrones occidentales, no podemos hablar de mujeres sometidas o maltratadas por ver que son valoradas por el tama√Īo de un plato que colocan en sus labios, o que unos collares que dan unas im√°genes est√©ticamente preciosas en realidad indican un estatus de primera, segunda o tercera esposa… No pretend√≠a juzgar. S√≥lo encontrar el alma detr√°s de esas miradas, leer en sus ojos te√Īidos en muchos casos por la huella de la malaria, lo que la dureza de sus condiciones de vida y su empe√Īo hab√≠an escrito… Establecer un di√°logo vital.

Fotografiar esa belleza extrema de la juventud con todos los adornos que tanto nos impresionan y esa vejez de sonrisas serenas y cansadas… Esos seres humanos que parecen estar en el principio y el final de la cuerda, pero que en muchos casos la vida les acerca mucho m√°s de lo que pensamos, porque los ni√Īos abandonan la infancia mucho antes de lo que les corresponder√≠a y la vejez les alcanza m√°s por desgaste que por edad real. Mirarte Etiop√≠a es un proyecto de conexi√≥n entre almas a partir de la mirada.

Desde lo m√°s profundo de la Etiop√≠a tribal se inicia un viaje que empieza por el placer est√©tico que nos aporta la belleza de las im√°genes y que, poco a poco, nos transporta a un di√°logo que va m√°s all√° de lo que vemos. Las miradas son a tres, personas de un entorno primitivo y aislado contemplan al artista que los mira y que capta el instante preciso de conexi√≥n, y el espectador se sit√ļa ante ese mensaje transmitido a trav√©s de unos ojos profundos que se fijan en los suyos…

Y continua el di√°logo. ¬ŅC√≥mo nos mira Etiop√≠a, c√≥mo la miramos nosotros?

 


Acerca del Autor:

Nac√≠ en 1975 en Madrid, aunque pronto me traslad√© a Badajoz, ciudad en la que he desarrollado mi vida y en donde sigo residiendo. Desde muy joven me interes√© por diferentes formas de expresi√≥n art√≠stica ya fuera la m√ļsica, a la que me dedico profesionalmente como educador, o la fotograf√≠a como forma de acercarme y relacionarme con el mundo que me rodea.

Links:

www.instagram.com/alfon_romeros

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879