El pulso del volcán

+15
View Gallery

Arturo Rodríguez

Por Nacho Izquierdo

Lee este artículo en papel digital

Arturo Rodríguez

¿Cómo definirías tu forma de fotografiar?
Isleña. Las islas son un espacio finito y habitualmente pequeño, donde donde la vida transcurre a otro ritmo; si corres mucho se te acaba la isla, aquí le decimos “aplatanados” o lo que es lo mismo, tranquilos, reflexivos. Salvo raras excepciones, el isleño no se precipita o discute por banalidades, y esto se explica también muy fácil porque en un lugar pequeño volverás a encontrarte pronto con ese vecino con el que discutiste, así que se evita el conflicto por lo general. El isleño es relajado y “conformista” casi todo el tiempo, siempre encuentra una razón a su alrededor por la que sonreír y pensar que no le va mal del todo pero, cuando se sobrepasa el límite y reacciona, es muy difícil que de marcha atrás.

Una de tus fotografías más conocidas internacionalmente, es la que hiciste durante la erupción del volcán de La Palma y portada de NG ¿qué es lo que nos puedes contar sobre esta imagen?
Te diré que al ver la escena delante de mi, no podía pensar en otra cosa que no fuera lo surrealista de la escena de la que estaba siendo testigo. Imaginé la imagen en portada. Me parecía tan irreal lo que veía, que se me pasó por la cabeza que alguien pudiera pensar que era un montaje, por fortuna el equipo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tenía un cámara de video allí y la escena llenó los telediarios del día siguiente, mucho antes de que mi imagen llegara a la redacción de NatGeo. Fue uno de esos momentos en los que fui consciente de que tenía una imagen única, disparé y disparé en vertical (no lo hago habitualmente) consciente de que tenía grandes posibilidades de ser portada de la revista. No miré la pantalla de la cámara hasta que todo acabó, me quité la máscara, me retiré las gafas protectores y mis piernas temblaron, literal, allí estaba.

El Sargento Salazar y el Cabo Heredia del GIETMA-UME recogen muestras para el Instituto Geológico Minero de España (IGME) sobre escorias volcánicas aún a más de 400ºC en la superficie. Existe una relación muy estrecha de colaboración entre el ejercito y el Centro Superior de Investigaciones Científicas. 16 de Octubre 2021. Cámara: GFX 50S Apertura: f/2.8 Velocidad: 1/40sec ISO-3200 Distancia Focal: 45mm. © Arturo Rodriguez/National Geographic.

Durante tu larga trayectoria como profesional de la fotografía ¿cuales han sido los momentos más gratos y cuales los más dolorosos?
El más grato, sin duda, se llama Azucena Paredes. Azucena fue desahuciada de su casa en Madrid a principios de Diciembre de 2011, con dos niños, una hermana y una abuela a su cargo. Tuve la oportunidad de pasar con ella y su familia los días previos al desahucio y el día de la infamia (esto le ocurría a centenares de personas en España cada día), la familia Paredes simplemente era un número más para el banco, la fiscalía y el gobierno del estado. Pero para mi y para una familia noruega que vio la noticia publicada en uno de sus principales periódicos no fueron un número, se pusieron en contacto con Associated Press, para quien trabajaba en aquel momento, localizaron a Azucena y le pagaron un alquiler hasta que consiguieron un trabajo y créanme que esto le tomó tiempo bastantes meses. Ella me llamó para contármelo y para darme las gracias, yo no pude más que llorar de alegría.

Un vivienda es engullida a cámara lenta por una enorme colada AA en el barrio de Todoque. El sonido es como caminar sobre cristales rotos. 22 de Septiembre 2021. Cámara: X-Pro2 Apertura: f/4.5 Velocidad: 1/125sec ISO-640 Distancia Focal: 70mm. © Arturo Rodriguez/National Geographic.

Después de trabajar muchos años como fotógrafo, decides cambiar tu equipo a Fujifilm ¿qué es lo que te motiva a tomar esta decisión?
Pues la verdad, había cambiado de equipo varias veces, no soy de los fieles a una marca porque sí. Soy fiel al buen hacer. Las cámaras son herramientas y han de tener una serie de características dependiendo de a que te dedicas. Llevaba unos años que usaba una X100 junto a mi equipo réflex y cada vez salía más con un solo cuerpo y la Fuji de apoyo, algo que mi espalda empezó a agradecer rápidamente. En el tipo de trabajo documental que hago, suelo pasar mucho tiempo andando y de pie, con el equipo encima así que el peso es un factor importantísimo y Fujifilm es la opción profesional más ligera APS-C. Para ser honesto, cuando vi los resultados en cuanto a calidad, tuve la sensación de que las grandes marcas reflex llevaban estafándome décadas. Sí, el costo tan bajo de los equipos también fue un factor clave en mi decisión por aquel entonces. Someto los equipos a condiciones extremas, a malos tratos continuados y en algunos momentos puedo ser objeto de robos por los lugares en los que me muevo así que, trabajar con un equipo que cuesta literalmente 4 veces menos y me da los mismos resultados fue otra de las claves. Y por último, la primera vez que trabajé con un visor electrónico fue mágico. Ver la temperatura de color, la profundidad de campo y la exposición a tiempo real se ha convertido para mi en algo absolutamente imprescindible. Ya en aquel momento me costó entender como otros compañeros no lo veía y seguían empecinados en el espejo, algunos incluso defendían la tesis de que nunca reemplazarían a las reflex.

El cabo Álvaro Heredia, del Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales (GIETMA) de la UME vigila la evolución de las coladas tras un desborde cerca del cono. 15 de Octubre 2021. Cámara: GFX 50S Apertura: f/2.8 Velocidad: 1/25sec ISO-4000 Distancia Focal: 45mm. © Arturo Rodriguez/National Geographic.

Con tantos premios y reconocimientos ¿qué ha significado ganar dos WPP?
En su momento fue grande aunque no supe aprovecharlo bien. Supuso algunos encargos importantes donde yo era quien imponía la tarifa, charlas pagadas, entrevistas, lo que significó conocimiento de mi trabajo. Estoy orgulloso del trabajo que hice y contentísimo del reconocimiento. Digo que no supe aprovecharlo bien porque no hay un manual sobre como has de actuar, por ejemplo, en la semana de eventos que se organiza en Amsterdam, donde los galardonados aprovechan para mostrar sus portafolios a jurado e invitados, además de eso, lamentablemente en aquel momento, aún no era consciente de lo importante que es hablar inglés (el sistema educativo español es tremendamente ineficiente en este punto, incluso hoy día), por suerte aprendí del error y lo solucioné pero, hubiera supuesto una gran diferencia. El inglés, simplemente es la herramienta para poder trabajar para quien de verdad tiene los medios para hacer bien las cosas. España es un país de precariedad institucionalizada y la prensa ni mucho menos es una excepción.

Entre tus últimos trabajos podemos encontrar la cobertura durante la erupción al volcán de La Palma, nos podrías contar ¿cómo fue la experiencia llevando las cámaras Fujifilm al límite?
Sorprendente. Trabajé con tres cámaras, esto no lo suelo hacer nunca por cuestiones de peso y de discreción pero, la ceniza volcánica se mete en todos lados, por lo que cambiar de lente sobre el terreno no era una opción. Las cámaras que he utilizado para cubrir la erupción del volcán son la X-Pro2, X-H1 y GFX 50S, como ven, no estoy a la última precisamente, pero todas estas son cámaras de probada fiabilidad y resistencia por mi mismo. La GFX se ha golpeado, ha salido disparada del coche y ha resistido la ceniza sin inmutarse. Pero sin dudarlo, la situación más extrema vivida por este equipo de formato medio fue la noche en la que hice la foto de portada de National Geographic. Las temperaturas eran realmente altas. Recuerdo aquel momento donde iba vestido con traje con escudo térmico, guantes, casco, gafas de ventisca y botas de bombero y quise sacar mi smartphone para grabar un vídeo para mis RRSS, y se apagó nada más sacarlo del bolsillo de la chaqueta. De hecho, incluso mi reloj táctico de Garmin, fue víctima de las altas temperaturas, porque ni siquiera tuve opción de marcar la ubicación GPS para añadirlo a los datos EXIF. Sin embargo, la GFX50s se mantuvo trabajando perfectamente, no sé realmente si es por su concienzudo diseño o si fueron mis plegarias divinas para que no fallara, pero el caso es que siguió y sigue funcionando sin problemas. Lamentablemente mi X-Pro2 dejó de funcionar el día que el volcán dejó de escupir lava.

Tengo que decir que no fueron las condiciones que tuvo que sufrir en este trabajo, simplemente su obturador llegó al final de la vida. La X-H1, probablemente la cámara más maltratada de Fujifilm, sigue viva y sin un solo problema, la tengo desde finales de 2017. Esta cámara me la dejó Fujifilm antes del lanzamiento oficial para que la probara e hiciéramos un video promocional, y desde entonces ha estado conmigo en encargos en media Europa, en la Guayana, Cuba y EEUU, en unos diez paises del sudeste asiático, pescando túnidos en las islas Salvajes y en una erupción volcánica. Creo que merece un respeto.

¿Cuándo eliges usar medio formato y cuando APS-C?
El 90% de mi trabajo es en APS-C y termina visualizándose en una pantalla de smartphone. El formato medio lo utilizo para cosas en las que sé que voy a necesitar un mayor rango dinámico o en las ocasiones en las que esas imágenes van a estar impresas en gran formato. Para mí, la característica más importante de una cámara es el rango dinámico, por supuesto hay más factores a tener en cuenta, pero siempre estará por delante la capacidad de mostrar el mundo lo más cercano posible a como nuestros ojos lo ven y eso, es el rango dinámico, no los megapixels, el tamaño del sensor o la velocidad y precisión del autofoco.

¿Hacia donde crees que avanza el foto periodismo y como crees que será en el futuro?
Uff. Hacia un túnel oscuro. En estos momentos hay más fotoperiodismo que nunca, más fraude que nunca, más malas prácticas que nunca, más grandes reportajes que nunca y mejores que nunca, es una cuestión de masa crítica. Hoy todo el mundo puede ser fotógrafo y contar historias si se lo propone. Pero al margen de cómo la profesión está cambiando como consecuencia de la entrada en escena de las masas y cómo nuestra credibilidad ha caído en abismos sin precedentes, la cuestión es que los medios de comunicación tradicionales no han encontrado la fórmula para financiarse y pagar a buenos profesionales. En España, como ya he comentado antes, se paga muy mal. Y esto, en parte, tiene que ver con que no se valora el trabajo del periodista gráfico (existe un grado universitario en magia e ilusionismo y no se puede estudiar fotoperiodismo en la universidad) y por otro lado porque, simplemente, los medios no tienen dinero. El País, por ejemplo, que es uno de los periódicos más grandes e importantes en España, ha pasado los últimos años de mano en mano por diferentes empresarios a fondos de inversión, en un intento por mantenerlo a flote, porque el modelo de negocio está agotado.

Juan Carlos Rodríguez Díaz, trata de salvar las plantas de plátano de una de las fincas donde trabaja, sacudiendo la ceniza y embutido en un EPI improvisado con los materiales a su alcance. 2 de Noviembre 2021. Cámara: X-H1 Apertura: f/5.6 Velocidad: 1/640sec ISO-400 Distancia Focal: 16mm. © Arturo Rodriguez/National Geographic.

Respecto a los países en los que has estado ¿por qué los eliges y cuales te gustaría fotografiar?
La elección nunca se trata de países, quiero decir, no elijo un país o un lugar para fotografiar. Mi proceso funciona de otra forma, no me importa si vuelvo a un mismo país muchas veces por historias diferentes. Lo normal es que leyendo, viendo las noticias o hablando con alguien, vislumbre lo que puede ser el primer hilo de una historia. A partir de ahí suelo pasar meses investigando y a veces, lo que parecía la historia inicial se desvanece y aparece otra mucho más interesante. En ese momento, comienza el viaje y este puede desarrollarse en mi comunidad, como el reciente proyecto de “Playas Vacías” para National Geographic, en el que profundizo en las consecuencias económicas del Covid-19 en mi región, que es absolutamente dependiente del turismo. O al otro lado del mundo, como el proyecto que llevo investigando ahora hace más de 5 meses y que me llevará en un viaje épico por más de 20 países y comenzará el próximo verano.

¿En que proyectos te encuentras trabajando ahora?
Estoy en varias cosas al mismo tiempo, la vida del freelance es así ¿no? Por un lado, he vuelto a la isla de La Palma dónde, con la Federación de Espeleología Española y el Instituto Geológico y Minero de España estamos buscando tubos volcánicos y posibles sistemas subterráneos complejos, para tratar de protegerlos antes de que construyan algo encima. Y por otro lado, estoy trabajando en, posiblemente, el proyecto más ambicioso de mi vida. La idea surgió hace ya más de un año, pero realmente llevo trabajando en la parte de documentación unos 5 meses. Te puedo contar que me llevará en todoterreno desde Ceuta hasta el Punjab en India y durará unos 12 ó 14 meses y tiene que ver con mis raíces étnicas: las españolas y las beréber. Además, iré con mi pareja que es periodista y juntos estamos afrontando este proyecto.

¿Tienes algún referente en la fotografía actual, algún consejo para los jóvenes reporter@s?
Admiro mucho a Sebastião Salgado, no solo como fotógrafo sino como empresario y como persona. Otra de las personas clave es a Cristina García Rodero pero, sin duda mis referentes han sido los fotógrafos con los que he crecido, los que tenía cerca, como Fran Pallero, Ramón de la Rocha, Pedro Armestre, Walter Astrada, Angel Navarrete, Susana Vera o Victor Caivano. Mi consejo sería: “Estudia. Lee. Da la importancia a la herramienta que tiene, no te obsesiones con ello porque, has de obsesionarte con la fotografía. Despierta pensando en ella y vete a la cama pensado en fotografía, de otra manera no lo conseguirás.”

¿Qué nos puedes decir sobre las cámaras Fujifilm?
Te puedo contar que las compañías luchan por convencernos de que ellos tienen el mejor y más versátil de los productos, pero la realidad es que cada uno de nosotros tenemos una forma de trabajar. Cada tema requiere de unas características concretas y cada fotógrafo se identifica por un gusto concreto. Para mí, Fujifilm es la combinación perfecta. Son sin duda la más estética del mercado. Un equipo de la serie X es el más ligero de los equipos profesionales disponibles, además de tener el precio más contenido del mercado. Muchos colegas me dicen, ya pero ¿APS-C? La calidad es muy justa, a lo que yo respondo, ¿Dónde se publican tus imágenes? La de la mayoría a una web o RRSS. ¿De verdad alguien cree que es poca? Si de verdad necesitas rango dinámico y Mgpx, además con un precio y peso contenidos, Fuji tiene la serie GFX, que, además de ser absolutamente insuperable, es versátil, estanca y casi tan ligera como un equipo reflex.

 


Acerca del Autor:

Fotógrafo documental y retratista con base, Islas Canarias, España. Sus trabajos se han publicado en medios como The New York Times, Stern, Paris Match, Int. Herald Tribune, Le Monde, Washington Post, The Guardian, entre muchos otros. En 2007 recibió dos World Press Photo por su trabajo sobre la inmigración africana que trataba de llegar a Europa.

Equipos:

Cámaras: Fujifilm X-Pro2, X-H1, GFX 50S
Óptica: Fujifilm XF16-55mmF2.8, XF50-140mmF2.8, GF45mmF2.8.

Sitios Web:

arturorguez.com
@arturorguezdotcom

 

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879