Los olvidados de Europa

+11
View Gallery

por Borja Abargues

Es lunes. La nieve cae a plomo y el term√≥metro marca -30C. Desde la ventana del barrac√≥n se observan las monta√Īas nevadas por las que decenas de personas intentan, cada d√≠a, cruzar a Europa a trav√©s de los Balcanes. El paso a trav√©s de las monta√Īas no es f√°cil, menos a√ļn en invierno, pero la geograf√≠a no es el mayor de los problemas para la gente en movimiento.

Desde hace varios a√Īos la UE invierte dinero, recursos y tecnolog√≠a en convertir la entrada a Croacia en casi un imposible. C√°maras de calor, detectores de movimiento y unos 6.300 polic√≠as fronterizos recorren el per√≠metro interceptando a toda persona que intente pasar a Europa. La ONG No name kitchen ha denunciado repetidamente la violencia extrema que emplea la polic√≠a croata contra los migrantes: destruyen sus m√≥viles, les quitan el dinero y los papeles, luego les golpean en las piernas o les echan a los perros antes de devolverlos a Serbia, para que las heridas no les dejen volver a intentarlo en alg√ļn tiempo y, a pesar de eso, vuelven a intentarlo, una y otra vez porque, en esa situaci√≥n, la mayor√≠a de ellos no tiene ya posibilidad de vuelta atr√°s.

© Borja Abargues
© Borja Abargues

El control y las expulsiones son algunas de las razones por las que muchos migrantes en los Balcanes prefieren no entrar en los campos de refugiados. En su lugar viven como pueden en lo que ellos mismos llaman the jungle. Esta jungla es la de los bosques que rodean las ciudades m√°s cercanas a la frontera con Croacia.

All√≠ sobrevive gran parte de los migrantes, la mayor√≠a de ellos muy j√≥venes, agrupados en casas abandonadas, peque√Īos barracones o tiendas de campa√Īa. Algunas ONGs se encargan de proveerles de ropa y comida. La vida all√≠ es dura, pero los que la viven, prefieren eso a estar a merced de las autoridades que regentan Lipa: ‚ÄúQueremos tener la libertad de intentar cruzar a Europa a nuestra manera, sin que los responsables de los campos sepan si vamos o venimos, y sin que nadie nos diga nada‚ÄĚ, dice un joven pakistan√≠ de 21 a√Īos y que prefiere ocultar su identidad.

© Borja Abargues
© Borja Abargues

Ellos saben que dentro son carne de ca√Ī√≥n para las devoluciones en caliente as√≠ que, si tienen que mandarlos de vuelta a la casilla de salida, al menos que sea intent√°ndolo, aunque eso pueda llevarles media vida.

 


Acerca de Borja Abargues:

Inicié mis estudios en la Escuela de Fotografía Documental Blank Paper de Valencia (ESP). Aunque mi formación técnica fue totalmente autodidacta, muy pronto empecé a interesarme por el fotoperiodismo con profesionales cómo Gervasio Sánchez ó Sandra Balsells.

Durante mi trayectoria profesional c√≥mo fot√≥grafo, he colaborado con m√ļltiples medios de comunicaci√≥n, Agencias y ONG. En la actualidad, trabajo para entidades c√≥mo CRUZ ROJA o NASCO FEEDING MINDS, agencias c√≥mo NURPHOTO o grupos editoriales c√≥mo EDICIONES PLAZA.

He participado en varios concursos fotogr√°ficos y he conseguido reconocimientos c√≥mo los obtenidos en los INTERNATIONAL PHOTO AWARDS de 2017 y 2019, LICC de Londres en 2018 o las distintas selecciones en DESCUBRIMIENTOS PHOTOESPA√ĎA en las ediciones de 2015 y 2016.

Actualmente, estoy inmerso en la realización de nuevos proyectos fotográficos relacionados con las crisis sociales en el mundo, la salud y el impacto ambiental.

Sitios Web:

borjaabargues.com

facebook.com/borjaabargues

instagram.com/borjaabargues

twitter.com/borjaabargues

Todas las fotografías publicadas aquí tienen el Copyright del respectivo fotógrafo.

© 2019 Caption Magazine. ISSN 0716-0879